La jueza del partido pidió por seguridad debido a la agresión del padre de una tenista.

Mientras se disputaba el partido entre Sara Sorribes y Camila Giorgi, la umpire Lara Morgane, tuvo que pedir por protección debido a los comentarios que recibía de parte del padre de Giorgi.

El Máster de Roma volvió a ser noticia pero esta vez no por su juego, sino por un escándalo que sucedió mientras se jugaba el partido entre Sara Sorribes y Camila Giorgi. La gran victoria de la primera pasó a primer plano, luego de que el protagonista sea el ex tenista y padre Sergio Giorgi, y la jueza del encuentro Lara Morgane. Y es que, a pesar de que se haya jugado un tenis maratónico de cuatro horas, la primera plana en los medios fue ocupado por lo sucedido en las gradas del estadio.

Durante el duelo, el ex tenista no paró de hacerle comentarios agresivos a la umpire, quien no le quedó otra que frenar el partido, y mediante su walkie- talkie, pedir por seguridad. “¿Es posible que alguien venga? El padre de Giorgi está muy enfadado y me gustaría que hubiera alguien aquí”, preguntó la francesa, al ver que los insultos no cesaban.

Si bien la WTA aún no ha emitido un comunicado respecto al tema, se cree que va a haber una sanción para el entrenador de la número 83 del mundo, debido a que la Asociación siempre aplicó castigos severos cuando había un acoso para algún árbitro. Esta puede ir desde una prohibición temporal del agresor, hasta la expulsión en los torneos.

No obstante, esta no fue la única situación en donde el entrenador se vio involucrado: en 2015, el italiano tuvo una polémica declaración respecto al dopping en el deporte, alegando que deberían legalizarlo: “Por supuesto que existe (El dopaje). El tenis está lleno de dopaje. Basta con ver los músculos o cómo corren los jugadores. No es normal. Un buen médico te puede esconder cualquier análisis. Los controles, en mi opinión, son una ridiculez. La única solución es permitir el dopaje; la gente debe tener la libertad de tomar drogas si lo desea. Nunca permitiría que Camila lo hiciera porque el dopaje te destruye, y la vida no son sólo las pistas y el tenis. Es importante sentirse bien”