Ocurrió en Santiago del Estero, donde dos jóvenes habían salido a jugar y se encontraron con un cráneo humano colgado de un árbol.

La localidad de El Deán, en Santiago del Estero, fue noticia en estas últimas horas debido a un descubrimiento fuera de lo común. Dos adolescentes encontraron un cráneo humano colgado de un árbol, con una soga sosteniéndolo, en la zona rural y montuosa del departamento Capital.

El hallazgo ocurrió alrededor de las cinco de la tarde del pasado domingo. Los jóvenes comenzaron a sentir un olor putrefacto alrededor de los montes. Los chicos, de 12 y 15 años, habían salido a jugar con tramperas y jaulas, y se toparon con el olor. Al principio lo ignoraron, pero el aroma era demasiado fuerte como para ignorarlo.

Los chicos dejaron de jugar y fueron siguiendo el olor. Finalmente, se avivaron de que el olor provenía de un árbol cerca de ellos. Los adolescentes se acercaron al árbol donde no sólo vieron el cráneo. Además, se encontraron los restos de todo un cuerpo humano, con huesos y prendas desmembradas.

A la espera de información

Después del hallazgo, los jóvenes llamaron primero a sus familias y luego a la Policía. Los oficiales recolectaron los restos tras los trabajos de peritaje. Desde el cuerpo policial de la Comisaría Comunitaria 49 no hay claridad aún sobre lo que podría haber pasado.

Los restos óseos, en un nivel avanzado de putrefacción, y las prendas de ropa halladas en el lugar fueron trasladados a la morgue judicial por personal de la División Bomberos de la Policía de la Provincia. Por su parte, la Policía inició las investigaciones pertinentes para identificar a la víctima.

Por ahora, la única presunción es que el cuerpo habría sido desmembrado por animales carroñeros, una vez ocurrido el deceso. El personal médico presente en el lugar ordenó que se le practicara una autopsia a la víctima. De momento, habrá que esperar a los resultados para obtener certezas.