Boca abre la segunda ronda de la fase de grupos de la Copa Libertadores con su visita a Santos en Brasil y quiere recuperar la memoria tras la caída en Guayaquil, con el objetivo de despegarse del “Peixe” y dar un paso clave de cara a la clasificación, que traerá tranquilidad pensando en el Superclásico.

Para este duelo, Miguel Ángel Russo hizo una enorme cantidad de modificaciones respecto a los que cayeron ante Patronato y apostó por un equipo que empieza a salir de memoria, con un mediocampo colmado de los juveniles y el regreso de Carlos Tévez como delantero central.

Del otro lado, los de Fernando Diniz Silva tiene por delante un partido vital para el futuro de su equipo en este grupo y no conformarse con la clasificación a la Sudamericana. Entre las novedades más importantes, apareció la ausencia de Marinho, su principal hombre de ataque, y modifica la delantera.

Boca salió al campo de juego con Agustín Rossi; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Cristian Medina, Alan Varela, Agustín Almendra; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Sebastián Villa

Santos, en cambio, hzio lo propio con Joao PauloParáKaiky, Luan Peres, Felipe Jonatan; Jean MotaVinicius, Gabriel Pirani; Lucas BragaBorges Kaio Jorge

En un primer tiempo de pocas oportunidades de gol, fueron más las oportunidades que tuvo el “Xeneize” para abrir el juego que su rival, pero no logró encontrar certeza en el pase final. Del otro lado, Rossi solo apareció para un remate desde fuera, pero en el cierre de la etapa se dio la reuptura del marcador.

Tras una escalada por derecha de Pará, metió el centro bajo pasado para el ingreso de Felipe Jonathan que, luego de controlar, engancho en el área y se acomodó para establecer el 1 a 0 parcial, que lo acerca a la misma línea de puntos que Boca, pero superandoló por diferencia de gol.

En la segunda etapa, Boca no pudo romper la defensa del rival y apostó por un equipo ofensivo, pero no logró hacer daño. Con al caída, definirá su pase con dos encuentros como local y además llega con buenas chances de ser lider, tras la caída de Barcelona, que dejó al grupo muy parejo pensando en el final.