“Estoy contento de retomar estos encuentros cara a cara. Les digo una cosa: no es bello hablar adelante de nada, a una cámara”, dijo el Papa a los cerca de 300 fieles que participaron de la audiencia general en el Patio San Dámaso, dentro del Vaticano.

El papa Francisco remotó este miércoles las audiencias generales con público, tras varios meses sin presencia de fieles dentro del Vaticano a causa de la pandemia de coronavirus.

“Estoy contento de retomar estos encuentros cara a cara. Les digo una cosa: no es bello hablar adelante de nada, a una cámara”, dijo el Papa a los cerca de 300 fieles que participaron de la audiencia general en el Patio San Dámaso, dentro del Vaticano.

Participaron cerca de 300 fieles.
La última audiencia general con público encabezada por el Papa había sido el 28 de octubre en el Aula Pablo VI del Vaticano, una estructura techada que hospeda hasta 6.000 personas, mientras que la última en el Patio de San Dámaso había sido el 30 de septiembre del año pasado.

Antes de iniciar la catequesis, Jorge Bergoglio dialogó a distancia con varios de los presentes.Antes de iniciar la catequesis, Jorge Bergoglio dialogó a distancia con varios de los presentes.

Desde entonces, las audiencias se hicieron en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico, con televisación por streaming.

“Ver a cada uno de ustedes me da placer”, agregó luego el pontífice durante la audiencia de hoy.

Antes de iniciar la catequesis, Jorge Bergoglio dialogó a distancia con varios de los presentes e incluso recibió varios regalos que le hicieron los fieles y firmó libros que le acercaron.

En la audiencia, el Papa aprovechó además su saludo a los fieles polacos para recordar el 40 aniversario del atentado contra el pontífice de ese país, Juan Pablo II, del 13 de mayo de 1981.