Por estas horas investigadores de la policía estudian el caso de una joven mujer que denuncia haber sido secuestrada por su ex pareja, quien además la sometió a golpes y abusó sexualmente de ella.

Todo comenzó la noche del martes cuando al nuevo hospital Iturraspe llegó una joven, de 23 años, quien manifestó tener un fuerte dolor de cabeza. Ante tal situación la médica que la asistió ordenó aplicarle un inyectable.

Pedido desesperado
 

Sin embargo cuando se cumplía con dicho trámite la joven se despachó con una sorprendente confesión. Dijo que ella fingió estar enferma porque en realidad necesitaba pedir ayuda.

Agregó que hacía una semana estaba en cautiverio en la casa de su ex suegra ubicada en Almonacid al 4700. En dicho lugar su ex pareja la sometía con golpes de puño en distintas partes del cuerpo y rostro y que en reiteradas ocasiones mantenía relaciones sexuales contra su voluntad.

Por último la mujer reiteró su pedido de ayuda y alertó que su ex pareja (un joven también de 23 años) se encontraba en la parte exterior del hospital con intenciones de volver a raptarla.

Así las cosas el personal médico comunicó la situación a los policías que procedieron a la aprehensión del muchacho y lo trasladaron a sede policial.

Todo lo ocurrido fue informado al fiscal en turno quien dispuso la intervención de la Comisaría de la Mujer (que depende de la AIC) mientras que el joven quede en calidad de aprehendido en averiguación del hecho.