El decomiso del lote, que sería sido enviado al Reino Unido, podría estar relacionado con el uso de sellos de impuestos ucranianos falsificados.

La Fiscalía de Kiev, capital de Ucrania, incautó 1.500 botellas de vodka  de la marca ‘ATOMIC’, producida con manzanas cultivadas en las inmediaciones de la zona de exclusión de Chernóbil, según informó el pasado 6 de mayo la empresa fabricante, The Chernobyl Spirit Company, en un comunicado. La confiscación del lote, que debía ser enviado al Reino Unido, se produjo en el marco de una investigación adelantada por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, en ucraniano).

Voceros de la referida empresa aseguraron que no conocen las verdaderas causas del decomiso, aunque suponen que quizá se les imputa utilizar sellos de impuestos ucranianos falsificados, algo que tacharon de insensato, ya que “las botellas son para el mercado del Reino Unido y están claramente etiquetadas con sellos de impuestos especiales válidos” en ese país.

La abogada de la entidad productora, Elina Smirnova, calificó las acciones de la fiscalía capitalina y del SBU como “un claro ejemplo de violación de la ley ucraniana“. Al arremeter contra esos organismos estatales, agregó que “ellos apuntan contra una empresa extranjera que ha tratado de establecer un negocio ‘blanco’ y ético”. Tales acciones perjudican la imagen de Ucrania como un país abierto para emprender negocios, concluyó la jurista.

Una empresa con enfoque experimental

La bebida alcohólica de la marca ‘ATOMIC’ fue producida a partir de manzanas que provienen del distrito de Narodychi, que está ubicado en el borde de la zona de exclusión de Chernóbil y quedó contaminado tras la explosión de uno de los cuatro reactores de la central nuclear el 26 de abril de 1986. Según las últimas cifras oficiales, alrededor de 9.500 personas residen actualmente en dicho distrito.

El fabricante asegura que su producto está exento de radiación gracias al proceso de destilación. Para la producción de su bebida, la empresa usaba anteriormente granos de centeno que también provenían de la zona de exclusión. Sin embargo, el equipo de ‘ATOMIC’ pasó a fabricar bebidas a base de manzanas al detectar que los granos sí estaban contaminados, aunque aseguró que puedo eliminar todo rastro de radiación.

En caso de que logre comercializar su producción, The Chernobyl Spirit Company espera utilizar el 75 % de sus ganancias para crear nuevos puestos de trabajo e invertir en la zona afectada por la catástrofe, así como para apoyar a la comunidad, aseguran sus directivos.