El pasado 12 de marzo, Dalma y Gianinna denunciaron penalmente a Morla por el delito de defraudación por administración fraudulenta, al acusarlo de apropiarse de la marca de su padre.

La Justicia ordenó allanar anoche uno de los estudios jurídicos de Matías Morla, abogado, “amigo” y último apoderado de Diego Armando Maradona, en la causa que se investiga al letrado por una posible administración fraudulenta de la marca “Maradona” en perjuicio de los hijos del “Diez”. Se trata del estudio “Ferreyra & Marcovecchio”, ubicado en la calle Ciudad de la Paz al 1900 en el barrio de Belgrano. 

Por orden de la jueza María Alejandra Provítola y a pedido de los abogados de Dalma Gianinna Maradona, querellantes en la causa, personal de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad allanó el estudio y secuestró  computadoras y documentación que pudiera ser útil en la causa penal que radicaron las hijas del Diez.

Cabe recordar que Dalma Gianinna Maradona denunciaron a Morla por “defraudación y administración fraudulenta”, un delito que tiene una pena de hasta seis años de prisión. Las hijas de Diego lo acusan de haber creado una firma con “sello de goma” para apropiarse de la marca “Maradona” y hacer suyos los negocios de su padre.

El abogado fue la cabeza de la empresa Sattvica SA, la cual constituyó en junio de 2015. Fue su presidente, con su domicilio en Puerto Madero, mientras que Maximiliano Pomargo, su cuñado, que luego sería secretario de Diego, fue señalado director suplente. Las hijas de Claudia Villafañe le reclamaron a la Justicia que se le prohíba ceder, vender, transferir o disponer de cualquier modo de todas o de alguna de las marcas Maradona de las que “ilícitamente” se apoderó.

Imagen

El abogado constituyó el 11 de junio de 2015 la empresa. En 2016 Maradona hace una sesión desde Dubai en favor de Sattvica en rol de adquiriente de la marca “Diego Armando Maradona”, lo que convirtió al ex apoderado en titular de esa marca. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual en Sattvica no hay cotitulares y el nombre de Diego Maradona no aparece en ningún lado.

Uno de los primeros ingresos que generará Sattvica tras la muerte de Maradona será la difusión en distintas plataformas del documental que ya había estrenado en su pantalla Direct TV y que lleva el título “Diego Maradona” y registra sus años en Nápoles. Fue dirigido por Asif Kapadia y estrenado en 2019 en el Festival de Cine de Cannes. El filme fue basado en 500 horas de material que muestran tanto la carrera como la vida personal del astro futbolístico.

Vale destacar que Diego supuestamente autorizó ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) y en otras oficinas de marcas de distintos países “el uso y la explotación de sus marcas con sugestivas particularidades”. Sattvica SA – significa “ser de luz” en sánscrito- fue allanada en las últimas horas y es la propietaria de las marcas “Diego Armando Maradona”, “Diego Maradona”, “Maradona”, “Diegol”, “El 10 y “El Diego”, entre otras denominaciones comerciales.

Para muchos, sobre todo para el entorno de Claudia Villafañe, incluido sus dos hijas, es el responsable directo de la muerte de Maradona. Esto lo obligó, semanas antes de su cumpleaños y días después del fallecimiento de Diego, a desaparecer de la vista del público. Sabiendo esto, el “amigo” del ex futbolista disparó: “A la gente le cerraron la puerta en el velatorio. Usaron a la gente para que vaya a marchar y no fue nadie”.

Imagen

La jueza Provítola  dio lugar al pedido de las hijas de Maradona prohibió el uso de la marca “Maradona” en cualquiera de sus formas o seudónimos, que aludan a la figura de Diego a nivel mundial. Las fuentes del caso, advirtieron que apenas iniciada a causa, la firma Sattvica S.A. inició unas “147 solicitudes de registros de marcas relacionadas con Maradona (nombre, pseudónimos e imagen) ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual”.

La querella afirmó que hubo otras gestiones similares en distintas partes del mundo. En el estudio allanado se realizaban los trámites ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) y otras reparticiones similares en otras partes del mundo. De hecho, fueron emitidas facturas por el estudio “Ferreyra & Marcovecchio” que fueron encontradas entre la documentación de Sattvica S.A, “siendo que Ferreyra según la documentación obrante en la causa sería apoderado de Sattvica S.A”.

A comienzos de abril, la Justicia allanó las oficinas de Matías Morla, precisamente cuando el abogado estaba por dar su primera exclusiva a TV Nostra (América TV). En aquella oportunidad, personal de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad allanó la oficina perteneciente del abogado y una escribanía, ubicadas en las calles Rosario Vera Peñazola al 500, de Puerto Madero, y en Presidente Perón al 1400, del centro porteño.

Imagen

Las fuentes indicaron que los allanamientos fueron ordenados por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 43, Secretaria 109, con el objetivo de obtener documentación en la causa N° 11155/21, caratulada “Morla Matías Edgardo s/ defraudación por administración fraudulenta, Den: Maradona Dalma Nera y otro”.

En el lugar, se secuestraron cinco libros, cinco carpetas y documentación de interés para la causa, mientras que en el domicilio de la calle Presidente Perón se incautaron dos escrituras, un acta y dos libros de requerimientos. El pasado 12 de marzo, Dalma y Gianinna Maradona denunciaron penalmente a Morla por el delito de defraudación por administración fraudulenta, al acusarlo de apropiarse de la marca de su padre en base a “la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder”.

Según consta en la denuncia realizada por Dalma y Gianinna, a la que tuvo acceso BigBang, “la esencia del delito que ha cometido el imputado radica precisamente en la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder de hecho y jurídico” que Diego “había depositado en él y que le había concedido sobre su patrimonio”.

Imagen

En la denuncia, Dalma y Gianinna aseguraron: “Podría decirse que Morla actuó como un verdadero administrador de un patrimonio ajeno o que lo tuvo a su cargo por extensísimas facultades, de hecho al inicio de la relación, después jurídicas, en razón del otorgamiento a su favor de un amplio poder en el año 2016. Resulta indudable que Morla perjudicó y muy gravemente los intereses que nuestro padre le había confiado”.

En el escrito, las hijas de Claudia afirman que “allí donde estaban en su patrimonio las distintas marcas de su exclusiva titularidad, luego de la gestión de su manejo a cargo del imputado, dejaron de estarlo.”  “En definitiva, la actuación de Morla representa un caso paradigmático de traición, deshonestidad y abuso, que merece y debe ser castigado con todo el peso de la ley”, dijeron.

Ambas hijas del Diez reconocen en la presentación la posibilidad de “que hayan existido quehaceres comerciales llevados adelante por Morla que le generaran” a su padre “ganancias o beneficios económicos”, pero lo que atañe a la denuncia es lo que “se relaciona con las marcas que eran de exclusiva propiedad y titularidad del “10”, y que “desaparecieron o se esfumaron de su patrimonio”, luego de la gestión del abogado.

En ese sentido, afirman que “Morla se negó a rendir cuentas de su actuación como responsable del manejo de parte del patrimonio de nuestro padre y las rindió falsamente, al negar haber actuado como tal, alegando que lo hizo solo como representante de Sattvica S.A, lo que la propia documentación refuta. El quebranto que aquí importa es que antes o durante la gestión de Morla, nuestro padre tenía sus marcas en su patrimonio y terminado el vinculo no están más”.

Imagen

Y concluyeron: “Vaya botín, de incalculable valor económico por la trascendencia mundial que tuvo y por siempre tendrá nuestro padre”. A casi seis meses de la muerte del ex capitán de la selección argentina, el expediente Maradona, en la causa donde se investiga su muerte, ya acumula 20 cuerpos -8.000 fojas-, donde hay centenares de hojas de informes médicos e historias clínicas, y miles de mensajes de texto y audio bajo análisis.