El local, ubicado en el sur de la capital provincial, contaba con cuatro armas de fuego y un importante número de municiones.


La Municipalidad procedió este miércoles a la clausura de una armería ubicada en la intersección de las calles Moreno y Cruz Roja Argentina. En un operativo conjunto con el Ministerio de Seguridad de la provincia, se concretó el cierre del local que no contaba con la habilitación municipal.

Según se informó, dentro del comercio había dos armas de fuego, registradas a nombre del propietario del negocio, y otras dos, que se encontraban en consignación para la venta. Además, se detectó un importante número de municiones, todo esto sin ningún tipo de habitación del municipio.

Por lo expuesto, el personal municipal junto con Policía de la provincia, colocó las fajas de clausura en el ingreso al inmueble.