Había sido declarado feriado puente. El Gobierno busca evitar un masivo traslado de personas en plena segunda ola del Covid con el antecedente de la sucedido en Semana Santa.

El Gobierno suspendió el feriado puente del 24 de mayo para evitar movimientos turísticos en el marco de la segunda ola del Covid-19.

Había sido designado Feriado con fines turístico. Junto con el del martes 25 de mayo (Día de la Revolución de Mayo) se formaba un fin de semana extra largo.

Con esta decisión, el Ejecutivo busca evitar que se repita la situación de movimiento turístico que se vivió durante Semana Santa y que desembocó, posiblemente, en una suba de contagios de coronavirus.