La ministra de Educación aseguró que la evaluación de la situación es “permanente”, y sostuvo que se mantiene estable y “manejable” el porcentaje de burbujas que debieron aislarse o cerrarse.

La comisión técnica de la paritaria docente volvió a reunirse este miércoles para analizar la marcha y evolución de la presencialidad en las escuelas de la provincia.También, para evaluar los criterios de “vuelta a clases” en aquellas escuelas secundarias de localidades de los departamentos Rosario y San Lorenzo en las que fueron suspendidas -sólo se mantiene de manera virtual- a raíz de que la región había ingresado a la categoría de alerta epidemiológica.

Los gremios, sobretodo del sector público, volvieron a plantear durante la reunión su “preocupación” en torno de la presencialidad, a raíz de los contagios que comienzan a darse en las escuelas.

“Amsafé manifestó su inquietud en ese sentido; nosotros lo que sostenemos desde Educación es que todas las decisiones que tomamos están sustentadas en criterios sanitarios y en el marco de lo que establecen los acuerdos federales celebrados”, dijo a El Litoral la titular de la cartera educativa.

Los referentes sindicales sustentaron su llamado de atención sobre la presencialidad, teniendo en cuenta también el contexto sanitario generalizado que se está dando en la provincia, con prácticamente todos los departamentos pintados de rojo por la situación de riesgo que la gran mayoría presenta. Insistieron, además, sobre la necesidad de avanzar con la vacunación de los docentes reemplazantes. Dichos reemplazos se están registrando de manera cada vez más frecuente ante la necesidad de cubrir temporariamente los cargos que dejan vacantes los titulares, por situaciones de aislamiento o de organización familiar. Y dichos docentes no fueron vacunados todavía; Cantero aseguró que comenzaron a ser “turnados” y que la inoculación se iniciará en los próximos días. La misma inquietud transmitieron gremios del sector privado que reclamaron la vacuna para personal contratado en esos establecimientos. Cantero, en otro orden, les informó que se están firmando los convenios respectivos para poder instrumentar el boleto escolar gratuito en zonas rurales.

Adriana Cantero, ministra de Educación

Monitoreo
 

Consultada por este diario, Cantero aseguró que desde el Ministerio se realiza “un monitoreo permanente” de la situación que se registra en las escuelas. La funcionaria aseguró que sigue siendo “manejable y bajo” el porcentaje de burbujas en toda la provincia que han tenido que ser aisladas o cerradas. “Seguimos en un promedio del 1,2 y 1,3 por ciento de burbujas afectadas; el monitoreo es semana a semana y seguimos manteniendo esa variable”, comentó.

El planto sindical sobre la presencialidad está asociado a una situación que describen como “difícil” y que se complejizaría más aún con la llegada de las bajas temperaturas; por eso el pedido de que se contemple la posibilidad de cerrar las escuelas.

“Nosotros -sostuvo Cantero- decimos que hacemos todo en función de lo que nos plantean las autoridades sanitarias y dentro de lo que se acuerda en las instancias federales. De hecho, también el cierre de un establecimiento está previsto pero sólo en función de lo que se establezca desde Salud; el cierre es una decisión sanitaria y no pedagógica”, volvió a decir.

Por otra parte, la ministra ratificó el sistema bimodal que alterna una semana de presencialidad con una semana de tareas en el hogar. “Aun cuando podamos controlar los contagios, necesitaríamos seguir garantizando el distanciamiento social. Por eso es difícil imaginar una presencialidad plena sobretodo en las grandes ciudades; sí lo estamos haciendo en algunos pequeñas localidades”, describió.

Secundarias
 

Finalmente, la ministra confirmó que en doce pueblos pequeños de menos de siete mil habitantes de los departamentos Rosario y San Lorenzo, podrán retomarse desde este jueves las clases presenciales en el nivel secundario. Como se sabe, el dictado de las clases en ambos departamentos se había suspendido de manera presencial en todos los niveles hace dos semanas, después de que la Nación dispusiese que ambos habían ingresado a la categoría de “alerta epidemiológica”. Tras una serie de gestiones de la provincia y la entrega de más respiradores de parte de Nación, se logró revertir esa clasificación y llevarla de “alerta” a “situación de alto riesgo”. El cambio de nomenclatura permitió devolverle desde el lunes la presenciadalidad a esos dos departamentos, pero sólo para el nivel inicial y primario. En el secundario se decidió sostener la educación virtual.

La novedad que llevó Cantero a la reunión paritaria fue la de que la presencialidad retornaba desde este jueves a doce localidades pequeñas de ambos departamentos. “Se trata de pueblos de menos de siete mil habitantes, en los que no se hayan registrado burbujas aisladas durante las últimas semanas. La idea es escuchar todas las voces y seguir evaluando para determinar cómo retornamos progresivamente a la presencialidad en el resto de los establecimientos”, concluyó.