Así surge de un segundo informe de autopsia. A partir de ahora el fiscal hará una nueva imputación.

Por Danilo Chiapello

Marcela Maydana no murió producto de un golpe dado con un objeto romo similar a un pico de albañil, sino que su deceso se produjo tras recibir un impacto de bala en su cabeza.

Tal es la conclusión a la que se llegó tras la realización de una segunda autopsia.

Fiscal sagaz

La noche del 7 de abril el cuerpo sin vida de Marcela Maydana fue hallado dentro de un zanjón, al costado de calle Chubut y Alberdi, esto es, en el extremo suroeste de la ciudad de Recreo.

Uno de los primeros que llegó al lugar fue el fiscal de Homicidios, doctor Martín Torres, quien durante largo rato se dedicó a inspeccionar la escena y el cadáver.

El funcionario del MPA terminó aquella jornada llevándose consigo una primer impresión en cuanto al deceso de la mujer.

Poco después se conoció el resultado preliminar de la autopsia. La muerte fue ocasionada tras recibir un golpe con un pico de albañil o algo similar.

Este dictámen no terminó de convencer al fiscal, motivo por el cual solicitó estudios complementarios.

En este sentido el lunes se dispuso la exhumación del cuerpo para realizar una nueva autopsia. Y fue entonces cuando se determinó que Marcela había sido ultimada mediante un disparo a su cabeza.

Nueva imputación

La novedad tiene incidencia directa en el proceso que se sigue contra César Pérez, único imputado del femicidio, en tres aspectos fundamentales:

  • La nueva evidencia da cuenta de una modificación en los hechos tal como habían sido descriptos hasta ahora.
  • Esta modificación debe ser considerada para lograr la congruencia y coherencia en las distintas instancias procesales.
  • Por último, tal como lo establece el Código Penal al haberse utilizado un arma de fuego para la comisión del delito, se constituye en un agravante, por lo cual el fiscal hará una nueva imputación, según confirmaron fuentes allegadas a la investigación.

Sin paz

Por su parte familiares de Marcela Maydana hoy se mostraron entre sorprendidos y agobiados ante El Litoral.

“Por un lado estamos conformes de saber cómo fue finalmente lo que le produjo la muerte a Marcela. En eso debemos agradecer al fiscal Torres que desde el principio tuvo sus dudas.

Pero por otro lado no entendemos como un estudio médico puede errar de semejante manera”, expresó Ivana, una de las hermanas de la víctima.

“De un pico de albañil a una bala hay una gran diferencia me parece. No entendemos si son incompetentes o nos están tomando el pelo”, señaló con contundencia.

“La familia ya no puede soportar más. Primero fue una búsqueda deficiente, después la exhumación del cuerpo. Lo único que queremos es que Marcela descanse en paz”, cerró.