Desde todos los bloques se ponderó la figura de Lifschitz pero también se destacó la capacidad de diálogo, de escucha y de respeto del nuevo titular. No hubo acuerdo sobre la designación de vicepresidentes.

Por Mario Cáffaro

Pablo Gustavo Farías fue electo casi por unanimidad -él se abstuvo- para presidir la Cámara de Diputados en el marco de una sesión Preparatoria donde se resaltó la figura del recientemente titular del cuerpo, Miguel Lifschitz fallecido el domingo pasado.

Desde los diversos bloques se ponderó la figura de Farías y se destacó su apertura, su diálogo y permanente búsqueda de consenso y se lo consideró la persona indicaba para llevar adelante el momento institucional.

La Preparatoria fue presidida en forma provisoria por el justicialista Ricardo Olivera y fue el socialista Joaquín Blanco quien propuso a su compañero de bloque para presidir el cuerpo.


 

A pedido del Frente Progresista y con el rechazo del justicialismo y de la izquierda, la Cámara difirió por siete días la elección de las vicepresidencias.