Los cocineros padecieron en el jueves de última chance para no quedarse con el maldito delantal negro, y solo uno celebró que se queda para una nueva semana. 

En la noche de última chance, los participantes prepararon un plato con muchos ingredientes, todos de la canasta de precios cuidados.

El jueves por la noche, Cande Vetrano, Gastón Dalmau, La Chepi, Carmen Barbieri y Juanse tuvieron su última oportunidad para salvarse de ir a la gala de eliminación, por lo que los nervios les jugaron una mala pasada a la mayoría.

Gastón quiso ser original y, cuando la mayoría se tiró por el lado de los guisos, el actor cocinó unos canelones.

Sin embargo, no fueron bien recibidos por el jurado y fue el primero en recibir su delantal negro. Luego sería el turno de Juanse, que a pesar de haber bendecido a sus compañeros al inicio del programa, esta vez Dios no estuvo de su lado.

Carmen se tenía confianza para ser la afortunada con su guiso carrero, pero tuvo problemas con la cocción del arroz. Pero se llevó la mención de “alto guiso” de Donato De Santis

Cande sorprendió con un goulash con spaetzle y estuvo entre las favoritas desde la primera devolución.

La Chepi, también con un guiso, fue halagada por su salsa, y lo genuino de los sabores. “Es re vos, es fiel a vos. Es como re casero, Chepi. El extra es esa salsa. Le da frescura, realza el guiso y suma un montón”, dijo Damián Betular, aunque los jueces le dijeron que estuvo tímida con los condimentos.

Finalmente, Damián develó quién esquivaba el delantal negro: “La cocinera que se salva de ir a la gala de eliminación es Cande”. 

Vetrano mostró su felicidad por ser la primera vez que subía al balcón tras competir en la noche de los delantales grises.

El domingo, la grilla de la gala de eliminación quedará entonces compuesta por Alex CaniggiaCande Vetrano, Gastón Dalmau, La Chepi, Carmen Barbieri y Juanse.