Vélez ganó un partido fundamental en la lucha por clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores. En condición de local derrotó a Liga de Quito por 3 a 1 y quedó en el segundo puesto del Grupo G con seis puntos; el líder es Flamengo, con diez.

El equipo de Mauricio Pellegrino tuvo un flojo debut en el torneo: sus primeros dos encuentros fueron derrotas ante el elenco ecuatoriano y ante el brasileño. Sin embargo pudo acomodarse en las últimas jornadas.

En la fría noche de Liniers el partido comenzó con un penal errado por Thiago Almada. El derechazo dio en el palo y se alejó del área. Una clara chance desaprovechada por el juvenil.

Sin embargo el chico de 20 años se recuperó y a los 44 minutos del primer tiempo abrió el marcador. Fue Lucas Janson el encargado de ampliar la diferencia a los 23 del complemento con un gran cabezazo.

Liga intentó cambiar la historia y a los 32 descontó gracias a Matías Zunino. Parecía que los ecuatorianos tenían la chance de empatarlo, pero en el último minuto Federico Mancuello aprovechó una mala salida del rival para poner el 3 a 1 final desde afuera del área.

Desde el primer minuto fue Vélez el que se volcó con determinación sobre el campo de Liga de Quito. El local tuvo un dominio hegemónico del encuentro, con más del 75% de posesión de la pelota durante buena parte de la primera parte.

Así Vélez se quedó con un triunfo vital para ir en busca del segundo puesto, y aunque todavía debe sumar, sabe que depende de sí mismo, mientras que Liga de Quito quedó contra las cuerdas, con la obligación de jugarse a todo o nada en las dos fechas que restan.

En la quinta fecha, Vélez será local el miércoles próximo frente a Unión La Calera, mientras que Liga de Quito se medirá como visitante con Flamengo.