El descubrimiento se dio durante el mediodía del sábado en un contenedor ubicado en la zona céntrica. Personal policial trabajó en el lugar para realizar las pericias pertinentes y descubrir su origen

En el mediodía de este sábado, una mujer realizó un macabro hallazgo en San Lorenzo. Cuando se disponía a tirar la basura en un contenedor ubicado en General López al 1000, de la vecina localidad, encontró dentro del tacho un féretro pequeño que había sido arrojado allí.

Inmediatamente la vecina dio aviso al 911 que se hizo presente en el lugar y realizó las primeras pericias pertinentes para develar quién lo dejó en ese lugar y los motivos por los que lo hizo.

Tras tomar capturas digitales de todo lo hallado, los agentes procedieron a cargar el contenedor en una chata del Comando Radioeléctrico para trasladarlo y continuar con el trabajo.

El ataúd se encontraba en buen estado de conservación y en su tapa tenía una placa con un nombre y las fechas que serían de nacimiento y muerte de la persona, lo que hace pensar que se trataba de un menor de edad.