La víctima visitó una casa que alquilaba en la localidad de Timbúes. El inquilino y dueño del animal fue imputado por la Justicia

Un hombre de 45 años murió tras ser atacado por un perro de raza pitbull en una vivienda situada en la localidad santafesina de Timbúes, en inmediaciones de la ciudad de Rosario.

El luctuoso hecho se produjo este viernes por la tarde en una vivienda situada en el kilómetro 338 de la ruta 11, a unos cuatro kilómetros al norte de Rosario, y la víctima fue identificada como Leonel Tosato.

Tosato acudió al lugar para visitar la vivienda de características rurales de su propiedad que le alquilaba a un hombre de 56 años.

El cuerpo de Tosato fue encontrado por vecinos tirado en el terreno de la propiedad, con múltiples heridas en distintas partes del cuerpo.

En el interior de la propiedad fue encontrado un perro pitbull de dos años de edad en una casa lindera, atado y manchado de
sangre, atado en una vivienda vecina.

Por otro lado, se dio intervención a la Sección Ecológica de la Policía Comunitaria.

Personal de la repartición trasladó el pitbull para dejarlo en custodia del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), mientras se sigue la causa legal enla que fue imputado el inquilino.

En el operativo se constató que en la finca había otros 58 animales -47 porcinos, seis vacas, un toro, dos caballos y otros dos perros- en pésimas condiciones sanitarias, según lo informado por el sitio del diario La Capital.

El término pitbull agrupa a una serie de razas como el American Pit Bull Terrier, American Staffordshire Terriers, y Staffordshire Bull Terriers, con características particulares originalmente concebidas en Inglaterra y Estados Unidos desde el siglo XIX para las peleas de perros.

El pitbull en general es de tamaño mediano, estructura sólida, pelo corto y una musculatura bien definida, con una indomable capacidad de soportar el dolor físico y para no claudicar en la lucha.