La modelo y el actor se reunieron en esta fecha tan especial acompañados por familiares y amigos. Participaron también Roberto García Moritán y la China Suárez

El 8 de septiembre de 2012 la vida castigó con el peor de los golpes a la pareja que formaban Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña. Ese día, con apenas seis años de edad, falleció Blanquita, la primera hija del actor y la modelo. Nacida el 15 de mayo de 2006 en Santiago de Chile, hoy estaría cumpliendo sus quince años una fecha especial y dolorosa para sus padres, que compartieron algo de su profundo dolor con sus seguidores en las redes sociales.

Bautista, Beltrán y Benicio con globos blancos en homenaje a su hermana (@pampitaoficial)
Bautista, Beltrán y Benicio con globos blancos en homenaje a su hermana (@pampitaoficial)


Pampita almorzó en el Restaurant Unido de Nordelta, en una mesa larga con amigos, familiares y recuerdos en torno a la niña. Más tarde, realizó una ceremonia íntima en su casa de fin de semana ubicada en el country Santa Bárbara, de Pacheco. Fue con la presencia de Benjamín Vicuña y la China Suárez, su actual pareja, además de los hijos que tienen en común. Las sentidas imágenes las compartió su hermano Guillermo Ardohain en su cuenta de Instagram y fueron replicadas por la modelo. En un altar, descansa un portarretrato con la imagen de la pequeña Blanca, junto a un tupido ramo de flores blancas.

El recuerdo eterno para Blanquita  (guilleardohain)
El recuerdo eterno para Blanquita (guilleardohain)

En otra de las imágenes se los ve a Bautista, Beltrán y Benicio -los otros hijos de Pampita y Benjamín- sosteniendo unos globos también blancos, todo en el mismo color en homenaje a su hermana. En otra postal conmovedora, los hermanos miran al cielo abrazados, mientras en un respetuoso segundo plano acompaña Roberto García Moritán, actual esposo de la modelo. Pampita y Rober están esperando a la primera hija de su matrimonio, que nacerá a finales de junio.

Pampita abrazada a su hermano Guillermo. Acompaña su marido, Roberto García Moritán
Pampita abrazada a su hermano Guillermo. Acompañadapor su marido, Roberto García Moritán

Más temprano, Benjamín Vicuña había compartido un emotivo posteo en su cuenta de Instagram, con una foto de Blanquita y unas palabras desde lo más profundo de su corazón. “Entre flores y cuarzo te abrazo. Hoy es tu cumpleaños, 15 años, y es imposible no pensar en tu pelo largo. Subriré por tus trenzas sólo para darte un beso. La música la podrán tus hermanos y el baile será cósmico”, escribió el actor, que también recordó a su madre, Isabel Luco Morando, que también cumple años este día.

El posteo de Benjamín Vicuña para su hija Blanquita (@benjavicunamori)
El posteo de Benjamín Vicuña para su hija Blanquita (@benjavicunamori)

Cabe recordar que la semana pasada, Benjamín y Pampita se reencontraron públicamente para inaugurar una plaza en honor a su hija, para el Hogar Santa Marta de Pilar. “Blanca, con tu luz aquí jugamos”, reza un cartel en uno de los juegos que ambos ayudaron a conseguir. ¿Cómo nació el proyecto? “Surgió hace dos años, en un cumpleaños de Blanca, Caro nos dijo que se sentía preparada para homenajearla desde un lugar de mucha alegría. Y hablamos de la posibilidad de hacer una plaza. Y a partir de ahí fueron todas señales que fueron surgiendo”, explicó Luciana, amiga de la conductora de Pampita Online, que no sólo la ayudó con este proyecto sino que además será la madrina de la beba que tendrá en el mes de junio. Y agregó: “De golpe yo estaba en un lugar donde había una monja que necesitaba ayuda para hacer una plaza, y dio la casualidad de que era chilena como nuestros hijos. La llamé a Caro y le dije: ´Esto es una señal´. Ella me dijo que sí y vinimos, los vimos y nos enamoramos del hogar que ayuda a 300 chicos todos los días”.

Pampita Ardohain y Benjamín Vicuña en la foto que tomó la China Suárez (Foto: @guilleardohain)
Pampita Ardohain y Benjamín Vicuña en la foto que tomó la China Suárez (Foto: @guilleardohain)

Luego fue la propia Pampita quien dio más detalles: “Nos juntamos primero con Crucijuegos para contarles la idea a ver si ellos podían colaborar, y tuvieron la mejor predisposición, pero necesitaban mano de obra. Así que llamamos a primos, amigos, hijos de amigos y los que se ven atrás, que son todos familia y gente conocida, que están trabajando desde temprano haciendo el pozo, haciendo cemento, llevando, trayendo, moviendo los juegos viejos que estaban en el lugar. Y vamos a terminar la tarde con una fiesta porque para nosotros es re especial que esto esté terminado, que a pesar de estar en pandemia lo pudimos hacer (…) Después de dos años de pensar esta idea tan linda y saber que tantos chicos lo van a disfrutar, nos vamos a ir con el corazón muy contento”.