Agostina había sido vista por última vez el viernes. Iba a viajar a dedo hasta Catriel. Un anillo, la clave para identificarla.

El cuerpo de una mujer calcinado fue encontrado el sábado por un vecino en el basural de Centenario, en la provincia de Neuquén. Aunque el fuego había destruido sus huellas dactilares, fue reconocido por los familiares de una joven de 22 años que estaba desaparecida gracias a algunas de sus pertenencias que sobrevivieron entre las cenizas.

Se trata de Agostina Gisfman, quien había sido vista por última vez el viernes cerca de las 19 en la ruta 151, desde donde planeaba viajar a dedo para llegar a la ciudad de Catriel, en el norte rionegrino. Nunca llegó y ahora la principal hipótesis apunta a un femicidio.

En las últimas horas, la Brigada de Investigación de Cipolletti trabajó en la recolección de distintas pruebas, testimonios y videos de cámaras de seguridad de las empresas ubicadas en la zona para determinar si Agostina se subió a algún vehículo y qué fue lo que pasó con ella.

El hombre que encontró el cuerpo no tenía teléfono celular, por lo que fue a pie hasta un camino donde paró a un coche y le pidió que avise a la policía. Por el estado en el que se encontraban los restos, anticiparon que para identificar a la víctima se tendrán que hacer estudios más complejos tales como un análisis histopatológico que incluye muestras genéticas.

Pese a esta dificultad, algunas pertenencias de Agostina, como un anillo que llevaba en uno de sus dedos, fueron claves para que sus familiares pudieran reconocerla extraoficialmente, mientras se espera el informe de los peritos forenses.

Los investigadores creen que el cuerpo fue prendido fuego con la intención de borrar evidencias, con respecto a la identidad de la víctima así como también los posibles rastros de su asesino, en caso de que haya intentado defenderse del ataque.

La causa es investigada por la fiscal de homicidios María Eugenia Titanti, quien según indicó el portal Catriel 25 Noticias, no descarta que la joven asesinada haya sido quemada viva.

Hubo 92 femicidios y 5 transfemicidios en lo que va de 2021

La Casa del Encuentro dio a conocer los datos sobre violencia de género en lo que va de 2021. Desde el 1º de enero se produjeron 92 femicidios, 5 transfemicidios y 7 femicidios vinculados de varones adultos y niños. Esto se traduce en 103 hijas o hijos que quedaron sin madre, de los cuales el 63 por ciento son menores de edad.

El informe fue preparado por el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que dirige La Casa del Encuentro. “Cada informe nos duele porque el altísimo índice de violencia sexista en nuestro país no desciende y demuestra que las medidas implementadas, son insuficientes”, destacaron desde el organismo.

Buenos Aires sigue siendo la provincia con más casos (29), seguida por Córdoba (10), Santiago del Estero (7) y Santa Fe (7). Otros datos del organismo que dirige Ada Rico: 12 víctimas habían radicado denuncias, 10 femicidas tenían dictada medida cautelar de prevención, 10 femicidas eran agentes o ex agentes de fuerza de seguridad, 5 víctimas tenían indicio de abuso sexual, 4 estaban embarazadas, 5 eran mujeres trans, 6 eran migrantes, una pertenecía a pueblos originarios, 2 víctimas son de presunción de trata o prostitución, y 11 femicidas se suicidaron.