Tras el mal desempeño del oficialismo y el avances de sectores independientes y de izquierda, los inversores reducen posiciones en activos chilenos

El peso chileno y los principales bonos soberanos de Chile retrocedieron en las primeras horas de operaciones del lunes luego del mal resultado obtenido por los partidos tradicionales en las elecciones del domingo. Los comicios mostraron un avance de partidos independientes de centro izquierda y partidos de izquierda que dejaron en minoría a la derecha de cara a la Convención Constituyente que reformará la constitución, además de generar varios resultados sorpresivos en las elecciones para alcaldías, gobernaciones y puestos de concejal.

El peso chileno amaneció como la moneda de peor desempeño dentro de una canasta de monedas emergentes elaborada por Bloomberg. La divisa mostraba un retroceso del 3,3% frente al dólar estadounidense, seguida de muy lejos por el retroceso del 0,6% de la rupia de Indonesia y el 0,53% de baja del won coreano.

Los bonos soberanos del país también sufren la baja, con retrocesos del orden del 2% en las distintas especies emitidas por el Tesoro transandino.

Desde antes de la apertura se esperaba que las acciones de Chile y el peso abrieran a la baja, después de que la coalición gobernante de centro-derecha sufriera una sorprendente derrota, ya que los votantes apoyaron a los independientes para el órgano que redactará la nueva constitución del país.

“Una Convención Constitucional ‘independiente’ sugiere un régimen de mayor incertidumbre por delante”, escribieron los analistas de JP Morgan en una nota para sus clientes.

Durante este sábado y domingo, Chile se volcó a las urnas para elegir a los futuros concejales, alcaldes, Gobernadores Regionales, y a los 155 Convencionales Constituyentes que tendrán la misión de escribir una nueva Constitución para el país. “Una Convención Constitucional ‘independiente’ sugiere un régimen de mayor incertidumbre por delante” (JP Morgan)

El balance del Servicio Electoral de Chile (Servel) con los resultados preliminares de la Convención Constituyente graficó que, con casi el 81,63% de las mesas escrutadas, las 83 listas de independientes acumularon un 31% de los votos, accediendo a 48 escaños de los 155 disponibles de la Convención Constitucional.

En tanto, la lista “Vamos Por Chile”, que reunió a los sectores de derecha y de Gobierno, obtuvo apenas un 23,9%, logrando 37 escaños, descartando así la posibilidad de obtener un tercio de la Convención Constituyente, lo que les habría ayudado a imponer sus políticas en la redacción de la nueva Constitución, y a bloquear cualquier tipo de cambio.

En tercer lugar se ubicó la lista “Apruebo Dignidad” con un 18,1% de los sufragios, la que está conformada por partidos tradicionales de izquierda. Este último obtuvo solo 28 bancas.“La forma en que quedo constituida la asamblea que debe redactar la constitución genera incertidumbre porque los partidos tradicionales y defensores del modelo actual pierden peso absoluto” (Quintero)

Según operadores del mercado chileno, los resultados de las elecciones alcanzan para explicar el movimiento de los activos de este lunes.

“Primero, la forma en que quedo constituida la asamblea que debe redactar la constitución genera incertidumbre porque los partidos tradicionales y defensores del modelo actual pierden peso absoluto. Hay incertidumbre con el rumbo que esto puede tomar. Ese efecto lo vemos de inmediato en el tipo de cambio”, dijo a Infobae Rodrigo Quintero, gerente de renta fija internacional en Renta 4, una correduría de Bolsa de Santiago de Chile.

“Por el lado de la renta fija -los bonos soberanos-, creo que esto tiene impacto a los ojos de los inversionistas dado que las reglas del juego van a redibujarse, lo cual hará que muchos de ellos incorporen ese mayor factor de riesgo que se ve reflejado en sus precios. Si bien se ve un impacto inmediato, mas especulativo en todo caso, probablemente los niveles se ajustaran pero en otro horizonte de tiempo en la medida que vaya saliendo información de las nuevas reglas. Para eso la asamblea tiene 9 meses para redactar la nueva constitución”, agregó el analista.