Leonardo Ponzio, Gonzalo Montiel, Alex Vigo, Lucas Beltrán y el juvenil colombiano Flabián Londoño se sumaron hoy a los otros 15 futbolistas que contrajeron coronavirus en el plantel de River Plate, bajas que se agregan a las de los lesionados Javier Pinola y Enzo Pérez, por lo que el técnico Marcelo Gallardo cuenta con solamente 10 jugadores de campo y ningún arquero para recibir el miércoles a las 21 a Santa Fe de Colombia.

Ese encuentro correspondiente a la quinta fecha del Grupo D de la Copa Libertadores es clave para la clasificación, ya que River está segundo con seis unidades, dos menos que el líder Fluminense, de Brasil, y tres por encima de Junior, también de Colombia, mientras que su rival del miércoles cierra con dos puntos.

River informó oficialmente esta noche sobre esos nuevos cinco contagios, a los que se sumaron los del kinesiólogo Enrique Confalonieri y el nutricionista Marcelo Pudelka, y que tenían como antecedentes otros 15 casos que forman parte de la lista de 32 futbolistas que componen la lista de buena fe de la Libertadores que Gallardo no quiso extender a 50 integrantes, como estaba autorizado por la Conmebol.

Esos 15 contagiados previamente que ayer no pudieron estar en la derrota por penales ante Boca Juniors por cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional son Matías Suárez, Franco Armani, Benjamín Rollheiser, Agustín Palavecino, Santiago Simón, Enrique Bologna, Franco Petroli, Germán Lux, Paulo Díaz, Robert Rojas, Bruno Zuculini, Tomás Castro Ponce, Nicolás de la Cruz, Rafael Santos Borré y Federico Girotti.

Enzo Pérez, con una contractura en el isquiotibial derecho, se realizará estudios en las próximas horas para saber si puede jugar ante Independiente Santa Fe, algo que ahora resulta indispensable para al menos completar los 11 que saldrían a la cancha, y hasta podría ser ese arquero alternativo si finalmente Conmebol no acepta la inscripción del juvenil Alan Leonardo Díaz, o directamente River decide no pedir por él.

Pérez, quien trabajó diferenciado esta mañana en el predio de Ezeiza con ejercicios kinésicos, dejó el campo de juego ante Boca en el entretiempo y sus posibilidades de estar en el equipo dependerán del grado de la lesión muscular.

La posible baja del mediocampista mendocino se suma a los 15 jugadores de la lista de la Copa Libertadores que ya dieron positivo de Covid-19 más los cinco de hoy que surgieron de los hisopados de esta mañana a los que obliga realizarse la Conmebol con 48 horas de antelación a cada partido.

River incluyó en la lista de buena fe sólo 32 jugadores a pesar que el reglamento le daba chances de anotar 50, pero el técnico Marcelo Gallardo se negó, ya que el año pasado había afirmado que no iba a exponer los juveniles “a estas situaciones”.

Así, ante la ola de contagios de coronavirus que sufrió el plantel con 20 jugadores aislados, más las lesiones de Javier Pinola y Enzo Pérez, el entrenador tendría disponibles hoy en día apenas 10 nombres y ninguno de ellos es arquero.

Franco Armani, Germán Lux, Enrique Bologna y Franco Petroli dieron positivo en los tests, por lo tanto si la Conmebol no hace una excepción, al arco deberá ir alguno de los jugadores que suelen atajar de manera recreativa, que son Milton Casco, Jonatan Maidana o, eventualmente, Enzo Pérez.

Por estas horas, River analiza el pedido oficial a Conmebol para que le dejen anotar a “Leo” Díaz y a su eventual suplente, Agustín Gómez (tiene tiempo hasta mañana a las 15), o, en su defecto, pasar por alto esto y solicitar un aplazamiento por 48 horas del encuentro ante Fluminense de la sexta fecha, previsto para el 25 de mayo, porque en ese caso los 15 contagiados de la primera nómina ya habrían cumplido con los 10 días de aislamiento.

El pedido del club de Núñez por él o los arqueros no tiene garantías de éxito porque el argumento en el que se basaría sería el de la excepcionalidad del caso y del puesto a cubrir, y en una interpretación del reglamento que habla de posibilidad de cambios por las “lesiones deportivas” que pueden sufrir los arqueros (“lesión grave con un prolongado período de rehabilitación”), pero no por enfermedades.

De la respuesta de la oficina de reglamentos de la Conmebol para lo que se le decida pedir, dependerá la planificación de Gallardo para el partido ante Independiente Santa Fe, de Bogotá, que se jugará el miércoles a las 21 en el Monumental.

Es decir que hasta ahora el entrenador “millonario” cuenta con solamente 10 jugadores: Jonatán Maidana, Héctor David Martínez, Fabricio Angileri, Milton Casco, Tomas Lecanda, Felipe Peña, Jorge Carrascal, José Paradela, Julián Alvarez y Agustín Fontana.

Precisamente en el clásico por los cuartos de la liga local, además de Díaz en el arco jugaron Tomás Galván y Daniel Lucero, quienes no están en la lista de buena fe, en las que sí figuran sólo los juveniles Felipe Peña, Tomás Lecanda y el mencionado Londoño.

Cabe recordar que el año pasado, en el cruce de octavos de final ante Athlético Paranaense en la Copa Libertadores, el equipo de Brasil sufrió contagios masivos de Covid-19 y terminó atajando el cuarto arquero de la lista, quien no era profesional.

Por lo pronto y para revisar toda la situación y los pasos a seguir, desde antes de las 20 y hasta pasadas las 23 estuvieron reunidos en el primer piso del estadio Monumental el presidente, Rodolfo D’onofrio, el vice, Jorge Brito y el manager, Enzo Francescoli.

River se entrenará de nuevo mañana en el predio de Ezeiza y el miércoles volverán a encontrarse los futbolistas que quedan por la tarde en el Monumental en la previa del partido con los colombianos, ya que ante los contagios decidieron suspender la concentración.

El equipo “millonario” podría clasificar a octavos de la Copa Libertadores con un triunfo si mañana no gana Junior, de Barranquilla, ante Fluminense, en Río de Janeiro, y hasta con un empate en caso de que el equipo brasileño consiga una victoria frente al colombiano.

Tras el partido del miércoles, a River le quedará una presentación más para cerrar la fase de grupos, que será el martes 25 de mayo en el Monumental, ante Fluminense.