El pasado lunes, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dio a conocer que, a partir de este miércoles, las personas que se hayan vacunado contra el COVID-19 no deberán tapabocas.

La nueva norma, que se da en el marco de nuevas recomendaciones por parte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), dispone que, a pesar de haber completado el esquema de vacunación, las personas deberán usar tapabocas de manera obligatoria en colegios o transporte público.

“Volvamos a la vida. Si estás vacunado, estás a salvo. Sin mascarillas. Sin distanciamiento social”, fueron las palabras emitidas de Cuomo desde el auditorio del Radio City Music Hall, en Manhattan.

De acuerdo al registro que llevan adelante los CDC, en Estados Unidos hay 157.827.208 personas con al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, lo que representa al 47,5% de la población, mientras que son 123.828.224 las personas que ya se encuentran completamente inmunizadas (37,3%).

Por su parte, en el estado de Nueva York se encuentran 9.973.197 personas con al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus (50% de la población) y 8.338.677 con el esquema de vacunación completo (41,8%).