A la preocupación de River por la gran cantidad de contagios se le suma, ahora, un nuevo brote en Independiente Santa Fe, el equipo colombiano con el que el Millonario se enfrentará por la quinta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

A través de un breve comunicado, el club dio a conocer la existencia de cinco nuevos casos positivos de COVID-19 en el equipo, tres de ellos futbolistas y dos integrantes del equipo de trabajo que acompaña al plantel.

“Luego de las pruebas diagnóstico COVID-19, realizadas el domingo 16 de mayo, como parte del protocolo de bioseguridad establecido por la Conmebol, los resultados arrojaron cinco casos positivos, tres jugadores, un integrante del cuerpo técnico y otra del área administrativa”, informaron en el escrito.

A su vez, desde Independiente Santa Fe aseguraron que los cinco casos ya se encuentran aislados y “bajo la constante supervisión del departamento médico de la institución”.

Este miércoles a las 21, el equipo de Colombia se enfrentará contra River que, a causa de 25 contagiados, cuenta únicamente con diez jugadores para disputar el partido. Sin embargo, en la noche del lunes emitieron un comunicado donde afirmaron que, igualmente, el equipo se presentará como el calendario de la copa lo dispone.

 “El Club Atlético River Plate informa que se ajustará al reglamento de CONMEBOL que establece que mientras se cuente con un mínimo de siete jugadores aptos de la lista de buena fe los equipos deberán presentarse a competir, ya que de lo contrario estarán sujetos a las sanciones que surgen del reglamento”, escribió la institución en la misiva.