El neurocirujano que atendía a Diego brindó una entrevista tras meses de silencio y habló sobre los audios suyos que investiga la Justicia.

A casi seis meses de la muerte de Diego Maradona, la Justicia continúa investigando los motivos de su muerte. Ya con el informe de la Junta Médica, los nombres de los profesionales de la salud que atendían al ex futbolista cada vez están más en la mira, como es el caso de Leopoldo Luque, que decidió romper el silencio y brindó una entrevista.

En diálogo con “Telefe Noticias”, el neurocirujano manifestó: “Me avergüenzo de algunos mensajes que mandé. Me arrepiento y pido perdón a la familia y a la gente que lo quería mucho”.

“Mi celular se lo llevaron, lo poco que puedo escuchar me avergüenzo, lo que muestran en la televisión. Pareciera que borran una relación y tratan de resumirla de una serie de mensajes de los cuales me arrepiento, pido perdón. Espero la fiscalía me devuelva el teléfono, tengo muchos mensajes de cariño”, indicó sobre los audios que investiga la Justicia y que se viralizaron en los medios.

A su vez, fue muy crítico con las conclusiones de la Junta Médica. Al respecto advirtió: “No sé si fue mi accionar lo que dice la junta. Me gustaría que desglosen quién es el equipo tratante. Yo no quiero desligarme de la responsabilidad. Lo que tampoco quiero es que la responsabilidad de todos caiga sobre mí. En la Justicia confío, en la Junta Médica no. Me encantaría que esto pueda ser evaluado por más profesionales”.

LuqueLuque rompió el silencio a casi seis meses de la muerte de Diego.
“Yo soy neurocirujano, tenía una buena relación con Diego y jamás me adjudiqué rol de cardiólogo o de clínico. Yo lo llevé dos veces a hacer chequeos para que los especialistas lo evalúen. En vida no tenía ningún síntoma. Nunca lo vi hinchado como dijeron. Yo nunca lo vi insano. Tenía trastornos transitorios por el consumo de alcohol. Los otros médicos me decían ‘salí de ahí pibe, que es para quilombo”, aseguró Luque.

Para finalizar, Leopoldo declaró que se encuentra en paz por su labor durante los años de vida de Diego: “No tengo miedo de ir preso”.