El director de cine iraní Babak Khorramdin fue asesinado por sus padres cuando volvió a su país desde Londres. 

En Irán la violencia doméstica y contra los menores es un problema que está lejos de solucionarse. Uno de los últimos casos conocidos ha sido el del director de cine Babak Khorramdin, que ha sido asesinado por sus padres. 

Según ha informado la Policía, el joven fue anestesiado, apuñalado y descuartizado por sus padres y su cuerpo fue encontrado el pasado domingo cerca de Teherán, la capital del país. Sus restos se encontraban en bolsas de basura y maletas en la ciudad de Ekbatan. 

Babak, de 47 años, vivía en Londres, había vuelto a Irán y allí tuvo una discusión con sus padres relativa a su soltería. Este tipo de actos se denominan crímenes de honor y son más o menos frecuentes en Irán. 

Mohammad Shahriari, director del Tribunal Penal de Teherán, dijo que el padre de Khorramdin había reconocido haber asesinado a su hijo y haber tirado sus restos a la basura posteriormente. Los dos padres han sido detenidos mientras la investigación policial continúa. 

En las últimas horas, además, parece haberse confirmado que los padres, además de confesar el crimen de su hijo, también han afirmado que mataron a su yerno y a su hija hace algunos años, tal y como se puede leer en el anterior tuit. 

Por su parte, Jason Brodsky, analista de Oriente Medio y editor de Irán International TV, ha dicho: “Creo que la horrible muerte de Babak Khorramdin es solo el último ejemplo de un largo patrón de violencia doméstica que hemos visto en Irán”. 

“A pesar de que en 2020 se aprobó una ley de protección de la infancia en Irán, los crímenes de honor y la violencia doméstica continúan de forma más generalizada, y este es un ámbito que la comunidad internacional debe abordar“, ha añadido. 

Babak estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Teherán en 2009 e hizo un máster en cine. Tras eso se mudó a Londres para continuar sus estudios audiovisuales para después regresar a Irán con la idea de enseñar cine.