Tras seis meses se flexibilizan algunas restricciones, aunque se mantendrá el toque de queda nocturno. Ofrecerán mesas en las terrazas de los restaurantes con la condición de que en ninguna de ellas haya más de seis comensales.

Después de seis meses, los franceses pudieron volver este miércoles a comer o tomar algo en las terrazas o asistir a cines, teatros y museos, en todos los casos con estrictas medidas de aforo, de acuerdo con las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno tras las mejoras en las condiciones epidemiológicas y el avance de la vacunación contra el coronavirus.

Los locales gastronómicos pueden ofrecer a partir de el miércoles mesas en sus terrazas con la condición de que en ninguna de ellas haya más de seis comensales, en tanto habrá que esperar hasta el 9 de junio próximo para que los clientes puedan consumir en el interior de cada establecimiento.

Quienes quieran asistir al cine, al teatro a un museo también podrán hacerlo, aunque por la tarde, ya que a las 21 comenzará el toque de queda, que hasta el pasado martes se ponía en práctica dos horas antes, reportó la agencia de noticias AFP.

La circulación del virus en el país, donde han muerto 108.000 personas por la pandemia, ha bajado aunque sigue siendo alta, con 14.000 nuevos casos por día en promedio.