Carlos D’Angelo, el preso de las fugas insólitas. Está condenado por el asesinato del comerciante Edgardo Giménez en Granadero Baigorria. Fue uno de los protagonistas de la recordad fuga en la autopista y ahora se había escapado en un carrito de visitas familiares. Cayó en Villa Gobernador Gálvez.

Volvieron a capturar a Carlos D’Angelo, el preso que protagonizó las fugas más insólitas. Está condenado por el asesinato del comerciante Edgardo Giménez, ocurrido en 2014 en Granadero Baigorria. Fue uno de los que se fugó en la autopista a Santa Fe hace algunos años. Ahora se había escapado en un carrito de visitas familiares y por ese hecho hay agentes del Servicio Penitenciario investigados. Tras el último escape, el padre y la hermana del comerciante asesinado se habían encadenado en la sede de Gobernación.

D’Angelo fue atrapado este miércoles por agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en Villa Gobernador Gálvez, por orden de los fiscales Georgina Pairola y Franco Carbone.

Está condenado a 23 años de prisión por el asesinato del comerciante Edgardo Giménez en su negocio El Palacio de la Porcelana de Granadero Baigorria, ocurrido en 2014. 

Su pareja, que lo visitó el lunes, ya estaba detenida y será imputada el viernes. D’Angelo logró escapar escondido en el carrito de la visita familiar y por ese hecho varios agentes del Servicio Penitenciario están investigados por presunta complicidad.

Este hombre ya había protagonizado un insólito hecho de escapa, cuando varios presos lograron fugarse en la autopista Rosario-Santa Fe.