El exarquero consideró que la Conmebol debería haber tenido en cuenta la situación extraordinaria que asola al Millonario por el brote de coronavirus que causó la baja de 20 jugadores. “Tendrían que haber apoyado a los futbolistas”, apuntó.

Sergio Goycochea cuestionó la decisión de la Conmebol de no permitirle a River la sustitución de dos arqueros en su lista de buena fe de la Copa Libertadores y obligarlo así a jugar sin un arquero natural esta noche ante San Fe frente a la baja de 20 futbolistas por coronavirus y otros dos casi afuera por lesión, de los 32 disponibles en primera instancia. En este contexto, se postuló para volver al puesto que ocupó durante seis años. “Esta noche conviene que ataje yo antes que un jugador”, lanzó.

El exarquero, destacado por su rol protagónico con la Selección Argentina en el Mundial de 1990, fue arquero de River en dos ciclos: de 1983 a 1988 y de 1993 a 1994, tiempos en los que se consagró campeón del torneo de Primera División 1985/86, el Apertura 1993, la Copa Libertadores 1986, la Intercontinental 1985 y la Interamericana 1987.

Hoy, a sus 57 años, viene de superar el Covid-19 que, agradece, “fue sólo pérdida de gusto y olfato, muy tranquilo, no tuve ninguna dificultad ni preocupación”, dijo en radio La Red, donde calificó como “una exageración” la negativo de Conmebol a permitirle al plantel hacer una modificación en su nómina para disponer así de un arquero, puesto que no podrá ocupar al menos en el partido de esta noche de manera natural (atajarían Enzo Pérez, Milton Casco o Jonatan Maidana).

“Me parece una exageración que no le hayan dado la habilitación de un puesto que es diferente a todos, como es el del arquero”, dijo Goyco, y agregó: “Si la Conmebol amplió a 50 la posibilidad de poner jugadores fue por una condición extraordinaria por esto de la pandemia, y esto es una condición extraordinaria. Me parece que los reglamentos deberían barajarse de nuevo”.

En este sentido, el exarquero cuestionó al ente del fútbol sudamericano: “Si hay una situación extraordinaria deberían rever esto por el espíritu del juego. La Conmebol viene haciendo muchas cosas bien pero en este caso tendrían que haber apoyado más a los futbolistas”.

Sobre la dificultad que afrontará River esta noche, al no contar con arquero natural, expresó: “Vos podés poner un lateral derecho a jugar por la izquierda, un central de líbero o bajar al nueve al sacrificio del mediocampo, pero el arquero es otro deporte, un puesto muy particular. Hay que ver quién tiene una noción para pararse bajo los tres palos porque no es lo mismo cortar un pelotazo con las piernas que con la mano”, dijo sobre lo que puedan hacer los futbolistas que hoy se paren bajo los tres palos.

Añadió más tarde que “no es lo mismo atacar una pelota para cabecearla que tener que cortar con las manos y aunque alguno tendrá mejores condiciones que otro, ni se le acerca a lo que es un arquero”, dijo antes de hacer una sentencia que simboliza lo insólito de un equipo saliendo a jugar sin un arquero natural: “Sin que suene soberbio, con mi edad y más o menos como estoy físicamente, conviene que esta noche ataje yo antes que un jugador, esa es la realidad”.