Paris Saint Germain se quedó nuevamente con la espina de haber quedado eliminado de la Champions League en instancias finales, pero sabe que la temporada todavía no finalizó y tiene cosas importantes por definir.

En este caso, llegó el primer compromiso en la Copa de Francia, donde logró derrotar a Mónaco.

El conjunto del principado llegó renovado y se metió entre los equipos que aún tienen chances de coronarse en la Ligue 1, pero no pudo con el poderío del equipo dirigido por Mauricio Pochettino, que en esta noche de París no pudo contar con Neymar Jr, suspendido en el duelo de semifinales.

Así y todo, el resto de las figuras estuvieron a disposición y en este caso apareció Mauro Icardi como delantero de ataque, que fue vital para el partido, ya que a los 19 minutos abrió el marcador en el Stade de France y llevó tranquilidad al multicampeón frances, que quería el segundo título de la temporada.

En la segunda etapa se iba a terminar confirmando el dominio en el juego y en el resultado cuando Kylian Mbappé sentenciaba el juego a los 81 minutos y de esta manera le daba la segunda conquista consecutiva al PSG en la Copa de Francia, siendo la 14° en su historia.

Así, Pochettino logró su segundo título en el club, tras la Supercopa, y los de la capital estiran su ventaja como máximo ganador de este certamen, dejando cada vez más atrás a Olympique de Marsella (10 conquistas). Ahora, apunta sus cañones a la última fecha de la Ligue 1 donde las chances son concretas, pero bajas.

Lille se mantiene puntero con una unidad de ventaja y de vencer a Angers será el nuevo campeón de Francia, cortando una racha de tres conquistas consecutivas del PSG, que se mantiene como escolta y espera un traspie de su rival y un triunfo ante Brest que le permita el tetracampeonato.