Luego de las obras hídricas y de iluminación, comenzaron los trabajos de ripiado. Se realizarán sobre un cuadrante de 20 cuadras por 20, conformado entre las calles Florencio Fernández y Chaco. Las obras se realizan en el marco del Plan Integrar e incluyen nueva iluminación.

Comenzaron esta semana los trabajos de ripiado en el barrio Santa Rita. Las obras se enmarcan en las mejoras integrales que se están realizando en ese sector de la ciudad, que incluyó obras hídricas que estaban pendientes de gestiones anteriores y mejoras en la iluminación. Cada una de las tareas surge de un orden de prioridades acordado con las vecinas y vecinos a través de la Red de instituciones barriales.

A primera hora de este miércoles comenzó el movimiento de máquinas y camiones para avanzar con el mejorado en dos frentes de trabajo. Matías Pons Estel, secretario de Obras y Espacio Público municipal, supervisó las tareas y destacó los avances que ya se pueden observar en diferentes sectores de la ciudad: “Son obras muy esperadas por los vecinos. Están dentro del Programa Integrar que la Municipalidad desarrolla en la ciudad de Santa Fe. Desde que asumimos la gestión, el intendente Emilio Jatón nos pidió que lleguemos con infraestructura a todos los barrios de la ciudad y eso es lo que se puede observar”.

Con respecto a la metodología de trabajo conjunto entre el municipio y las vecinas y vecinos, el funcionario indicó que “en este caso, en Santa Rita se trabajó con la Red de instituciones, con los referentes barriales, dándoles las prioridades de infraestructura al barrio. En una primera etapa se trabajó con el sistema hídrico que era muy importante porque había obras inconclusas, se hicieron conexiones a los desagües troncales. Esa fue la primera prioridad del barrio”.

Ripio_en_Santa_Rita_(1)

Llevar soluciones

En referencia a las prioridades planteadas por las vecinas y vecinos, Pons Estel añadió: “La segunda etapa fue el sistema de iluminación, el recambio de los artefactos y el arreglo de todo el sistema, y ahora se está trabajando con el ripiado que también era una de las prioridades. Otra necesidad era la continuación de calle Florencio Fernández; eran tres cuadras que estaban inconclusas que se hizo la semana pasada y ahora se comenzó concretamente con la obra de ripiado”.

Vale mencionar que está previsto trabajar sobre un cuadrante de 20 cuadras por 20 conformado entre las calles Florencio Fernández y Chaco. Se avanza con dos frentes de trabajo: uno hace las aperturas de calles y otro específicamente con el ripio, de esta manera se avanza más rápido. “Estas obras, además de ser priorizadas por los vecinos y la red de instituciones, permiten la accesibilidad y la integración de cada uno de los barrios. Permite que el servicio público que ingresa al barrio sea de mejor calidad y que se incluya cada sector con las avenidas principales”, consignó Pons Estel.

Ripio_en_Santa_Rita_(3)

En toda la ciudad

La semana pasada concluyeron los trabajos en Barranquitas Oeste. “Las obras que hicimos ahí también permitieron vincular ese barrio hasta las avenidas. Luego de Santa Rita continuamos con los trabajos que ya comenzó el equipo de hídrica en el barrio El Sabalito, donde se están haciendo desagües pluviales, la preparación del suelo y el ripiado. Cabe mencionar que cada uno de los trabajos se realiza con fondos, personal y maquinaria municipal”, dijo el funcionario.

Ripio_en_Santa_Rita_(4)

Sonrisas que traspasan los barbijos

Este miércoles, Teresa Viola salió a hacer las compras y cuando regresó a su casa se encontró con que las obras de ripiado estaban sobre su cuadra. “Chau barro” fue lo primero que dijo al ver que un reclamo de 22 años llegaba a su fin. “Es una gran satisfacción. Estoy muy emocionada. Es un día de mucha alegría para mí que vivo hace más de 20 años acá. Siempre fue vivir en el barro, entrar en auto era terrible y ni hablar a pie”, repasó Teresa y confesó que después de años de promesas de todos los partidos políticos “cuando hicimos la reunión entre los vecinos y la Municipalidad yo dije que a mí no me vengan con cuentos, que me vengan con hechos; y hoy estoy viendo esos hechos”.

“Falta que llegue la nueva iluminación que están haciendo y vivo en un country”, dijo entre risas la vecina.

Por su parte, María Ester Medina dejó de atender por un instante su comercio para salir a la vereda a expresar su alegría: “Estoy feliz. Por fin se acordaron de Santa Rita. Gracias al intendente.Esta esquina (Pasaje Montiel y La Pampa) era una laguna podrida, un depósito cloacal; ahora se ve el progreso. Estamos felices”.

“Tengo un comercio y está bueno que se pueda transitar por la calle. Era de barrio Guadalupe y por circunstancias de la vida, vine a vivir a Santa Rita y acá no había luces. Ahora la Municipalidad está trabajando y lo está haciendo muy bien, así queremos vivir”, concluyó María Ester.