La modelo y empresaria Kendall Jenner en esta ocasión le apostó al negocio del tequila, aunque con polémicos resultados, pues en Twitter la criticaron por apropiación de la cultura mexicana.

La llaman hipócrita en redes sociales por adoptar un aspecto tradicional y grabar un comercial en una finca de agave en el estado de Jalisco para promocionar su producto, Tequila 818.

Kendall Jenner se pone unas estereotipadas trenzas y ya se siente campesina. Wow, qué hipócrita. Basta de explotar la imagen de los campesinos y colocarse junto a ellos para verse ‘cool’ estoy segura que ni enterada esta de la crisis en la viven junto al narco, ¿copa? ¿Neta?”, escribió una tuitera sobre el promocional.

Por otra lado, también advirtieron que no sería una buena estrategia mercadológica hacer enojar al pueblo mexicano, algunos pronosticaron que su nuevo negocio fracasaría pronto en el mercado.

Otros la criticaron por cómo brinda con su bebida en una copa de vidrio. “Kendall Jenner, ¿quién le dijo que el tequila se toma en copa? ‘No ma’. Mi abuelo se debe retorcer en su tumba”.

Por otra parte, el artículo 31 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, establece que es un derecho de las comunidades mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural, sus conocimientos tradicionales y sus expresiones culturales, además de que tienen derecho a desarrollar la propiedad intelectual sobre los mismos.

Del mismo modo, la Ley de Salvaguarda de los Conocimientos, Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanos, en diversos artículos del capítulo segundo señala que sus conocimientos e identidad y las manifestaciones materiales e inmateriales que de estos deriven son inalienables, indivisibles e imprescriptibles. No obstante la misma ley precisa que son las mismas comunidades las que deciden prestar sus tradiciones.

El anuncio del tequila 818 por parte de Jenner desató los halagos de miles de sus más de 154 millones de seguidores, así como las críticas más duras de sus detractores, aun cuando no se trata de la primera celebridad extranjera en tener una marca de tequila.

Kendall Jenner (cortesía: Twitter)

Sin embargo, para el director del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Ramón González Figueroa, la nueva apuesta de Jenner no se trata de una apropiación cultural. “Su marca se vinculó a la agroindustria tequilera en México y respeta la denominación de origen ‘Tequila’. Consideramos que la apropiación cultural es cuando imitas un producto de una región y no te vinculas correctamente con la industria que lo produce, es decir, no tienes autorización para ello”, explicó a EFE González.

Por su parte, el abogado de propiedad intelectual Roberto Arochi señaló que mientras el tequila de Kendall sea realizado bajo la regulación del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, la modelo puede comercializarlo. “De impedírselo se le estaría discriminando por el simple hecho de ser extranjera. El origen del capital no es impedimento para contar con una marca de tequila”, afirmó Arochi.

Jenner no ha sido la única artista en tener su propia línea de tequila. En México, la actriz Kate del Castillo encabeza la producción del tequila Honor y la fallecida Jenni Rivera tenía su tequila llamado La Gran Señora.

Asimismo, personajes como el cantante estadounidense Nick Jonas, el puertorriqueño Daddy Yankee, el basquetbolista Michael Jordan, Dwayne “La Roca” Johnson y el actor George Clooney son solo algunos de los artistas que se han sumado a la industria tequilera, pero que no han sido tan duramente criticados como la joven.