Hay un puente en Durham (Carolina del Norte, Estados Unidos) famoso por ‘decapitar’ a muchos de los camiones que pasan bajo él. Lo habitual es que los puentes de la zona tengan una altura de unos 4 metros y medio, mientras que este, al que llaman “el abrelatas”, tan solo tenía unos tres metros. 

Esto, a pesar de la señalización que hay alrededor, ha hecho que muchos camiones acaben perdiendo el techo por pasar debajo de este puente, en lugar de detenerse y buscar una ruta alternativa. 

Tras ver que el problema persistía, las autoridades competentes decidieron elevar la altura en 20 centímetros en el año 2019. Sin embargo, la construcción ha seguido cobrándose las vidas de muchos camiones despistados. 

Jurgen Henn trabaja cerca de la zona y un día comenzó a grabar los accidentes de camiones que veía y a compartirlos en YouTube. Se abrió un canal en esta red social que ya ha superado los 170.000 suscriptores.

“La ubicación es un poco complicada porque es una carretera de dos carriles y un solo sentido entre dos edificios relativamente altos. Así que la aproximación es realmente estrecha. Si no has prestado atención a las señales, no alcanzarás el puente, y para entonces ya estarás en él”, afirma Henn. 

Tan solo tres semanas después de que se elevase la altura del puente, este hizo honor a su nombre de “abrelatas” y un camión perdió un trozo de techo. Una de sus últimas víctimas se la cobró el pasado 11 de mayo, arrancando el techo del vehículo.