Desde el Municipio de General Pueyrredón indicaron que el desalojo fue consecuencia de las intensas ráfagas reportadas en la zona portuaria donde se produjeron, además, voladuras en empalizadas y obras de construcción.

Dos familias tuvieron que autoevacuarse luego de que sus viviendas fueran dañadas por la caída de un árbol en medio del temporal que afecta a Mar del Plata, y los fuertes vientos registrados produjeron además voladuras en empalizadas y obras de construcción, informaron fuentes municipales.

Rodrigo Goncalves, titular de la Dirección de Defensa Civil del partido de General Pueyrredón, explicó a Télam que a causa de las intensas ráfagas reportadas durante la madrugada “un árbol caído en un asentamiento destrozó dos casas”, en Irala y Cerrito, cerca del puerto, y sus residentes “se autoevacuaron”.

Indicó además que se registraron también caídas de árboles y ramas en otros barrios, como el Bosque Peralta Ramos.

“Después de un sábado con distintas intervenciones por el temporal, durante la madrugada se registraron los vientos más intensos y tuvimos muchos reclamos de ese tipo, y por voladuras en empalizadas y obras en construcción”, aseguró Goncalves.

Además, se registraron cortes de cables que afectaron el suministro en algunos semáforos y también en el servicio eléctrico de algunos domicilios.