El dato fue dado a conocer esta noche por autoridades de Salud. La mutación del virus fue detectada en dos pacientes que fallecieron.

GUSTAVO CAPELETTI

La cepa británica, también conocida como la del Reino Unido, está presente en Vera, confirmó esta noche la Dra. Elisabet Perlman, jefa del área de lucha contra el Covid del Hospital Regional Vera.

El dato pudo ser confirmado gracias a estudios realizados sobre pacientes que perdieron la vida en el último mes en el departamento, uno de Garabato y otro de Los Amores.

Se sospechaba que esas muertes se habían producido por una nueva cepa mutante, distinta a la del año pasado, pero en principio se especulaba con que podía ser de la variante brasileña Manaos.

Hoy, en base al resultado de los exámenes realizados por el Laboratorio Central de la provincia quedó en claro que la cepa que circula en la ciudad y el resto de los distritos verenses es la británica.

La noticia causó alarma dentro del equipo de Salud del nosocomio, debido a que la mortalidad es superior a la de las demás.

La Dra. Perlman, que coordina las acciones territoriales para enfrentar la pandemia, explicó que “esta cepa tiene un 68 por ciento de mortalidad, lo que representa un 16 por ciento más que la de la cepa Manaos”.

En tanto, contó que la realidad sigue siendo complicada con “gente en los autos con sintomatología positiva”, y dijo que “no hay más camas” y que se están adecuando espacios para atender la demanda que es sumamente creciente.

Perlman pidió encarecidamente a la población respetar los cuidados, porque “más allá de la economía y queres de trabajar, si no tenemos salud…”, y manifestó que en conjunto a la parte policial y municipal se va hacer el “máximo esfuerzo para dar respuesta a esta segunda ola” que pone al borde del colapso al sistema de salud en todos lados.

“La predisposición es la mejor para atender a la gente, ya gestionamos 40 tubos de oxígeno y están llegando vacunas de Sinopharm, AstraZéneca y Sputnik, del primer y segundo componente” con lo cual “vamos a acelerar el esquema de vacunación.

Británica

Según un estudio del Imperial College de Londres, la cepa británica del coronavirus es un 50 por ciento más transmisible que otras, llegando incluso a elevar el número R (que representa el número de personas promedio a las que una persona infectada puede contagiar) entre 0,4 y 0,7.

Esta rapidez de propagación le convierte en la variante predominante del Covid-19 en un gran número de países. Esta facilidad de contagio de la cepa británica del Covid-19 se traduce en un mayor número de hospitalizaciones de los enfermos que la padecen.