Benito Cerati estuvo de invitado en Los Mammones, el programa que conduce Jey Mammon en América, y contó emotivas y divertidas anécdotas sobre su papá.

El musico contó que a los cinco años grabó un disco en el patio de su casa. “Hasta los 15, 16 años en todos los cumpleaños hacía shows en mi casa, y a los cinco mi viejo me regaló la máquina de ritmos, y compró una grabadora; sin saberlo empecé a experimentar con canciones y él grabó todo. De hecho, se escucha de repente en el disquito: ‘papá para qué sirve este botón´”, recordó entre risas. El líder de la banda Zero Kill agregó de ese momento de su infancia que la tapa del disco la diseñó su mamá: “Era mi carita y un cohete dibujado”.

Benito destacó que de chico lo “inflaron mucho”. “Yo me sentía realmente un niño especial”, continuó y luego ironizó: “Quizás era especial, no avancé y me quedé”.

Benito y Gustavo Cerati

Definió sus primeros años de vida como un momento con “muchas cosas mágicas”, con Gustavo Cerati siempre presente: “Yo quería ser cómo él, quería ser él”.

Luego, ya de grande, comentó que “por mucho tiempo fui bastante naif, hacía mí música y no me enteraba de lo que se comentaba, no solía tener contacto con el exterior; era mi vida, mis amigos. Mi papá era mi papá, hacía muy buena música, pero yo separaba las cosas”.

Y si bien remarcó que Gustavo no le enseñó música, lo definió como un padre “super presente”.

Consultado sobre la posibilidad de hacer una serie que relate la vida de Gustavo Cerati, Benito respondió: “No me gustan las biopic, y siento que a mi viejo tampoco le gustaría que la hicieran, es como demasiado especial para que lo haga otra persona”. Incluso afirmó que él tampoco podría interpretar a su padre.

En otro momento de la entrevista, Jey Mammon le comentó: “Vos le llegaste a contar a tu papá que estabas nominados a los premios Gardel”. “Yo leí que él tuvo una reacción que fue exactamente la que tuvo mi papá cuando yo le conté que iba a tener este programa, cuando estaba en terapia intensiva, te juro”, le contó el conductor quien detalló la reacción que tuvo su padre: “Tuvo como un chucho de frío y con las manos hizo fuerza”. Fue exactamente la reacción que tuvo Gustavo, lo confirmó Benito: “Sí, fue así”.Benito Cerati en los premios Gardel (Fotos: Marcelo Ruíz)

“Te juro que tengo la piel de gallina, porque me pasó lo mismo”, confesó emocionado Jey Mammon.

“Es que son las reacciones que pueden tener cuando es un daño tan grande. Nunca lo vi reaccionar tan fuerte, tan tembloroso. Cuando yo le hablaba solía tener esos movimientos, pero en ese momento fue fuerte igual”, describió el músico.

Por último Benito admitió que le importa lo que dicen en redes sociales “los haters”. “No tenes el autoestima al 100% todo el tiempo”, justificó aunque remarcó que trata de quedarse con las personas que le “hacen bien”. “En Twitter son solo letras, a veces entrás en un bucle de querer defenderte y quedás agresivo”, agregó.