Sorprendió al incluir en la lista a Archie Miller-Bakewell, William Henderson y Stephen Niedojadlo: quiénes son y qué papel tuvieron en la vida del Duque

El príncipe Felipe ha dado un agradecimiento final a los “tres hombres clave de su vida dejándoles dinero en su testamento”, ha afirmado un informante real. El duque de Edimburgo dejó aproximadamente £ 30 millones (USD 42 millones) cuando murió el mes pasado a los 99 años, solo unas semanas antes de cumplir 100 años.

De acuerdo al Daily Mail, el duque de Edimburgo recompensó a su secretario privado, el brigadier Archie Miller-Bakewell y a los pajes William Henderson y Stephen Niedojadlo. El trío formaba parte de un grupo de seis ayudantes que caminaron en su procesión fúnebre detrás de los miembros de la familia real en el castillo de Windsor el 17 de abril.

Pero ninguno de los hombres pudo asistir al servicio en la Capilla de San Jorge porque las restricciones del COVID-19 limitaban el número de dolientes a 30.

“A diferencia de otros miembros de la realeza, el príncipe Felipe fue generoso con los tres hombres que lo cuidaron. Entre ellos se encuentran su secretario privado, el brigadier Archie Miller Bakewell, William Henderson y Stephen Niedojadlon”, dijo una fuente cercana al Palacio de Buckingham a The Sun.

Los tres hombres apoyaron enormemente al duque en sus últimos años.

Niedojadlo, de 47 años, fue uno de los dos principales asistentes reales que cuidaron del príncipe Felipe hasta su muerte el 9 de abril. Archie Miller-Bakewell, en tanto, fue el secretario privado y la mano derecha del duque y trabajó junto a él durante 11 años.

Henderson y Niedojadio se turnaron para estar con él durante su estadía en Wood Farm en la finca Sandringham en Norfolk. Felipe había estado viviendo allí a tiempo completo durante casi tres años antes de mudarse al castillo de Windsor al comienzo de la pandemia.

Ambos fueron parte del equipo que debió cuidar a Isabel II y su esposo cuando otros miembros del personal se vieron obligados a aislarse.

La mayor parte de la herencia de Felipe fue para la reina Isabel II, mientras que el dinero para sus nietos se habría “resuelto hace bastante tiempo”, se informó.

Significa que el príncipe Harry podría recibir algo de dinero en efectivo a pesar de lanzar una serie de feroces ataques contra la familia real en su entrevista con Oprah Winfrey en marzo pasado.

“Philip no era el tipo de hombre que castiga a un nieto por portarse mal. Era un hombre muy justo, imparcial y encantador. Nunca guardó rencor”, indicó la fuente real.

Y agregó que a los hijos de Felipe, el príncipe Carlos, la princesa Ana, el príncipe Eduardo y el príncipe Andrés, se les ha dicho que pueden “tomar lo que quieran” de su colección de 13.000 libros de su biblioteca en el Palacio de Buckingham.

La mayoría de los libros se trasladaron a Wood Farm, Sandringham, donde Felipe pasó gran parte de su tiempo desde que se retiró de la vida pública, pero todos han sido devueltos al Palacio de Buckingham.

El informante agregó que a su regreso del hospital, el duque pasó un tiempo firmando fotografías de sí mismo, que se cree que fueron un regalo para quienes lo cuidaron.

Antes de su muerte, Felipe estaba recibiendo 359.000 libras esterlinas al año de la Subvención Soberana. No obstante, un informante del palacio reveló que “no era suficiente” y que la reina Isabel II tenía que complementarlo. Muchos de sus activos los compartió con la monarca británica y ahora ella asumirá la plena propiedad de ellos. Medios locales indican que el duque había invertido en acciones y piezas de arte caras.