El sumo pontífice comentó en broma que los brasileños “no tienen salvación”, porque prefieren encomendarse a la bebida nacional antes que a la oración.

El papa Francisco bromeó este miércoles tras una audiencia general en el Vaticano y dijo que los brasileños “no tienen salvación” debido a sus pocas oraciones y a su afición a la cachaza, bebida alcohólica típica de Brasil. 

El padre João Paulo Souto Víctor, de Campina Grande (Paraiba), pidió al sumo pontífice que rezara por el pueblo de Brasil y recibió una respuesta inesperada.

Ustedes no tienen salvación. Mucha cachaza y poca oración”, aseguró Francisco entre risas.

Brasil se convirtió en 2013 en el primer país que visitó el papa, durante la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en Río de Janeiro.