Sería la primera vez que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) creó una misión permanente de investigación con respecto a cualquier estado miembro de la ONU.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas votó con 24 escaños a favor y 9 en contra el jueves para investigar permanentemente a Israel por crímenes de guerra y pidió un embargo en su contra.

Otros 14 países, de un organismo de 47 miembros, se abstuvieron, dando a la resolución una escasa mayoría de uno. Ninguno de los países de la Unión Europea apoyó la medida.

Los que se opusieron fueron: Austria, Bulgaria, Camerún, República Checa, Alemania, Malawi, Islas Marshal, Reino Unido y Uruguay.

Los que se abstuvieron fueron: Bahamas, Brasil, Dinamarca, Fiji, Francia, India, Italia, Japón, Nepal, Países Bajos, Polonia, República de Corea, Togo y Ucrania.

Es la primera vez que el CDHNU crea una misión permanente de investigación con respecto a cualquier estado miembro de la ONU. El Ministro de Relaciones Exteriores de Israel declaró de inmediato que no tenía intención de cooperar con la investigación.

El primer ministro Benjamin Netanyahu declaró: “La vergonzosa decisión de hoy es otro ejemplo de la flagrante obsesión antiisraelí del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.Benjamin Netanyahu

Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Una vez más, una mayoría automática inmoral en el Consejo encubría una organización terrorista genocida que ataca deliberadamente a civiles israelíes mientras convierte a los civiles de Gaza en escudos humanos.

“Esto al tiempo que describe como la “parte culpable” a una democracia que actúa legítimamente para proteger a sus ciudadanos de miles de ataques indiscriminados con cohetes. Esta parodia se burla del derecho internacional y alienta a los terroristas en todo el mundo”, dijo.

En el debate que precedió a la votación, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, advirtió que las acciones israelíes pueden constituir ya “crímenes de guerra”.

La “comisión de investigación” examinaría los incidentes que ocurrieron antes y después del 13 de abril de 2021. La decisión de solicitar tal investigación fue provocada por la guerra de 11 días entre las FDI y Hamas y fue presentada por la Autoridad Palestina y Pakistán en su nombre. de la Organización de Cooperación Islámica.
El CDHNU ya pide anualmente un embargo de armas contra Israel. Su inserción se suma a ese texto anual.

Este nuevo texto “insta a todos los Estados a que se abstengan de transferir armas cuando evalúen, de conformidad con los procedimientos nacionales aplicables y las obligaciones y normas internacionales, que existe un riesgo claro de que esas armas se utilicen en la comisión o facilitación de violaciones o abusos graves del derecho internacional de los derechos humanos o violaciones graves del derecho internacional humanitario”.

La resolución real no menciona a Israel ni a Hamas y, en cambio, habla de aquellos que violan el derecho internacional, de modo que la comisión de investigación podría decidir investigar tanto las investigaciones israelíes como las palestinas.

Pero el lenguaje de la resolución, así como los discursos que se dieron en el CDH, más el hecho de que fue presentado por los palestinos, deja en claro que la intención era centrarse en Israel.

Austria dijo que tanto israelíes como palestinos tienen derecho a vivir en paz y seguridad y deben respetar el derecho humanitario.

“La sesión especial de hoy continúa lamentablemente la práctica lamentable de señalar a Israel para las críticas en el CDH, abordando sólo la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalem oriental”, dijo el representante de Austria.

El enviado de Austria señaló que el mandato de la comisión abarca todas las violaciones y abusos del derecho internacional de los derechos humanos y, como tal, “todos los actos” son “pertinentes en todos los lados”. No obstante, el contexto del preámbulo y el título del período extraordinario de sesiones destacan claramente y apuntar a Israel una vez más.

El CDH comenzó su sesión especial a las 10 a.m. hora de Ginebra, donde se reunió, y la finalizó más de ocho horas después. Decenas de enviados tomaron la palabra. Estados Unidos no es miembro del CDH, pero está comprometido como observador. Sin embargo, estuvo ausente del proceso.

Durante el debate, Bachelet coincidió en que Hamas causó muertos y heridos en el sur de Israel y que sus “cohetes son indiscriminados y no distinguen entre objetos militares y civiles, por lo que su uso constituye una clara violación del derecho internacional humanitario”. Dicha violación incluyó el lanzamiento de cohetes por parte de Hamas desde áreas civiles, dijo.

“Sin embargo, las acciones de una de las partes no eximen a la otra de sus obligaciones bajo el derecho internacional”, explicó Bachelet, ni tampoco acusó a Hamas de posibles crímenes de guerra.

Bachelet puso en duda la afirmación de Israel de que los edificios que destruyó en Gaza eran objetivos de Hamas, y explicó que “no hemos visto pruebas al respecto”.

Añadió que “no hay duda de que Israel tiene derecho a defender a sus ciudadanos y residentes. Sin embargo, los palestinos también tienen derechos. Los mismos derechos”.

gazaD2021_autoOrient_i

Centro médico golpeado por misiles en Gaza. Foto: Reuters.

El embajador de Israel ante la ONU en Ginebra, Meirav Eilon Shahar, dijo que Hamas era una “organización yihadista, genocida y terrorista” que había confiscado para asistencia humanitaria destinada a hospitales y escuelas con fines militares. Hamas ha pedido a todos los musulmanes que maten a los judíos y utiliza a mujeres y niños palestinos como escudos humanos, dijo Eilon Shahar.

“El total desprecio de Hamás por las vidas palestinas funcionó” porque la comunidad internacional está dispuesta a “culpar a Israel por cada muerte y debido a la inacción de la comunidad internacional para asegurar que el arsenal de Hamás sea desmantelado”, dijo Eilon Shahar.

Ella discrepó con la falsa equivalencia moral de comparar a Hamas e Israel, cuando de hecho hablando, “una equivalencia inmoral, entre Israel, una democracia que busca la paz y se rige por el derecho internacional, y una organización terrorista extrema y asesina”.

Aquellos que apoyan a los palestinos deberían condenar a Hamas, dijo Eilon Shahar. UNHRC “los estados miembros deben decidir hoy. ¡Tu tienes que decidir! ¿Eres pro-palestino o pro-Hamas? No pueden ser ambos ”, dijo Eilon Shahar.

“No se puede ser pro-palestino si no se condena a Hamas por utilizar a su propio pueblo, el pueblo palestino, como escudos humanos. No puedes ser pro palestino si continúas permitiendo que Hamas use la ayuda internacional para construir infraestructura terrorista debajo de escuelas, edificios residenciales y hospitales ”, dijo Eilon Shahar.

hamas_tuneles

Tuneles de Hamas utilizados para transportar armamento

El ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina, Riad Malki, dijo que lo que era una ecuación falsa era creer que los derechos de las víctimas, los palestinos, eran equivalentes a los del agresor, Israel.

“Nos negamos a equiparar al colonizador y el colonizado”, dijo Malki. “El derecho a la autodefensa y el derecho a resistir la ocupación es un derecho que tenemos”, dijo Malki. La semana pasada explicó que los palestinos “buscaban defender nuestra tierra, defender nuestros lugares sagrados y creemos en la victoria”.

Malki habló no solo de Gaza, sino también de la acción israelí en Jerusalem, donde la acusó de intentar desplazar a los palestinos y desalojarlos de la ciudad para que los barrios en los que viven puedan transformarse en judíos.
Denunció que Israel era un régimen racista cobarde que mata a niños y culpó a la comunidad internacional por alentarla a perseguir crímenes de guerra y crear un “régimen de apartheid”.

La raíz de la violencia, dijo, fue la “ocupación” del territorio palestino por parte de Israel, dijo.
Los colonos deben ser incluidos en la lista de terroristas y las sanciones políticas y económicas que se impondrán a Israel hasta que termine su “ocupación”, dijo Malki.