Lanús solo pudo empatar con Aragua, sin abrir el marcador, en el estadio Néstor Díaz Pérez, al cumplir con la última fecha del Grupo H de la Copa Sudamericana, en la que ambos quedaron eliminados.

En el otro cotejo de la zona, Gremio en su visita a La Equidad, de Colombia, también igualó 0 a 0, por lo que no hubo variantes en las posiciones, con los de Porto Alegre ya clasificados de antemano, finalizando punteros e invictos con 16 unidades; Lanús, segundo con 9; La Equidad, 7 y último Aragua, 1.

En lo fue el encuentro en el estadio “granate”, dentro de un primer tiempo discreto, el conjunto bonaerense trató de tomar el protagonismo poniendo en cancha la mejor formación que pudo presentar ante el limitado adversario venezolano.

Eso con la intención de despedirse del certamen con una última victoria de local; mientras que el visitante intentó de ser ofensivo en procura de sumar algo en su última presentación.

Así, los dirigidos por Luis Zubeldía llegaron reiteradamente con peligro hacia la valla adversaria, pero sin la precisión requerida para la definición; a la vez que fueron esporádicas las intervenciones de Lautaro Morales para cortar alguna aproximación de Aragua.

En el marco de ese panorama, recién a los 13 minutos del período complementario los ‘granates’ contaron con la situación más clara para desnivelar, y fue gracias a una asistencia de José Sand, con un tacazo, para la entrada de Franco Orozco, cuyo remate al gol logró desviar al córner el arquero Yhonatann Yustiz.

Eso después de que Aragua se quedara con un jugador menos por la expulsión de Daniel Rivillo, por doble amonestación, lo que llevó al representativo de Venezuela a adoptar un esquema cerrado en el fondo para contener los posteriores embates locales.

De ese modo y con el destacado trabajo del guardavalla Yustiz, en la despedida Aragua logró su primer y único punto, el del honor, en el torneo.

En cambio Lanús no pudo cumplir con la intención de retirarse con una victoria de local, pese al dominio que ejerció, porque fue estéril por su ineficacia para definir.

En tanto que en el otro encuentro de la zona, Gremio presentó una formación con varios habituales suplentes y con solo un arquero y dos jugadores de campo en el banco de relevos, lo que disminuyó su acostumbrado potencial.

Pero los colombianos no pudieron sacar provecho de ello al quedar con dos jugadores menos en el segundo tiempo por las expulsiones de Omar Duarte y Andrés Correa, lo que justificó la igualdad sin goles.