El plan se da mientras al menos tres regiones del país ingresarán la semana que viene en la denominada “zona blanca” o de bajo riesgo epidemiológico, y con el 18.91% de la población inmunizada hasta este viernes.

El Gobierno italiano analiza la posibilidad de permitir que las discotecas vacunen a sus visitantes para estimular la reapertura del sector de cara a la temporada de verano y para llegar con más facilidad a la inmunización de los jóvenes.

Mientras al menos tres regiones del país ingresarán la semana que viene en la denominada “zona blanca” o de bajo riesgo epidemiológico, y con el 18.91% de la población inmunizada hasta este viernes, el Gobierno que encabeza Mario Draghi busca acelerar la vacunación que ya alcanza a unas 500.000 personas al día para llegar con más flexibilizaciones a la temporada turística.

En ese marco, informaron este viernes los diarios Corriere y La Stampa, el encargado de la vacunación, Francesco Paolo Figliuolo, planteó a Comité Técnico Científico que asesora al Gobierno la idea de analizar “la disponibilidad” de las discotecas para que puedan suministrar vacunas para “contribuir a la campaña nacional” y llegar “especialmente al sector juvenil“.

La propuesta de Figliuolo se da luego de que en las últimas horas se conociera también que Italia evalúa iniciar la vacunación de todos los mayores de edad a partir del 10 de junio, cuando ya podrían quedar derogadas la mayor parte de las restricciones a la movilidad y a las actividades comerciales.