La decisión fue tomada por el Tribunal Oral de Menores 2, tras considerarlo autor del “homicidio agravado por su comisión con un arma de fuego cometido con exceso en el cumplimiento de un deber” en perjuicio de Juan Pablo Kukoc.


El Tribunal Oral de Menores 2 de la Capital Federal decidió condenar a dos años y medio de prisión en suspenso y 5 años de inhabilitación al policía Luis Chocobar este viernes 28 de mayo, acusado por matar a un delincuente en diciembre de 2017 luego que éste junto a un cómplice apuñalara y robara en el barrio porteño de La Boca a un turista estadounidense.


“Es muy injusto. Estoy tranquilo porque la gente que me quiere y me apoya sabe lo que soy”, dijo Chocobar. Y agregó que “la policía de la provincia tiene unos huevos impresionantes”. Fue condenado como autor del delito de “homicidio agravado por su comisión con un arma de fuego, cometido con exceso en el cumplimiento de un deber”.

“Cumplí con mi deber” fueron las últimas palabras de Chocobar ante los jueces, e insistió en que actuó en legítima defensa ante una eventual agresión del delincuente Juan Pablo Kukoc. Al retirarse de los Tribunales tras escuchar la sentencia, el policía agradeció las muestras de adhesión que recibió y junto a su abogado anticiparon que apelarán la condena.

Los jueces Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete fueron quienes deliberaron y no fallaron a favor de la absolución pedida por la defensa, sino por la prisión en suspenso solicitada por la fiscalía. También desestimaron la prisión perpetua que reclamó la querella.

La reacción del PRO
Por su parte, la líder del PRO, Patricia Bullrich, dijo que “es una sentencia injusta”. “Se dice que todo lo que había hecho estaba bien y se equivocó en el último paso. La Justicia tiene que entender que se enfrentó a una persona que amendrentó con un cuchillo. Chocobar se podría haber hecho el distraído y no actuar. Y lo condenan”.

“Esto paraliza a los policías, que van a pensar tres veces ahora si defender al ciudadano o no hacer nada porque los terminan condenando”, agregó.

Asimismo, consideró que el fallo “es una tristeza. Es evidente que no fue gatillo fácil, que actuó en legítima defensa. Defendió a una persona con 9 puñaladas. Es un grave problema para los 43 millones de ciudadanos. Los jueces actuaron quizá salomónicamente”.

Por su parte, el diputado Waldo Wolff, también presente en el veredicto, dijo que respetará el fallo aunque “debería haber sido absolución”.

El caso Chocobar
El hecho fue el 8 de diciembre de 2017 en La Boca, a pocos metros de Caminito, cuando Chocobar intervino al ver que apuñalaban y robaban al turista norteamericano Frank Wolek (57), que estuvo internado varios días tras el ataque y en varias oportunidades agradeció el accionar del policía quien “le salvó la vida”, por lo que pidió su absolución en el juicio. Chocobar persiguió a uno de los asaltantes, al que le disparó y terminó falleciendo.

El caso generó un gran revuelo nacional y dividió a la sociedad entre los que lo apoyaban y lo catalogaban como un “héroe”, incluso fue recibido por, en aquel momento, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el presidente Mauricio Macri, mientras que en el otro extremo lo acusaban de asesino, por lo que se abrió un intenso debate sobre el “gatillo fácil”.

Según la versión de Chocobar, cuando Kukoc huía hizo un giro y un ademán como de abalanzarse sobre Chocobar y en esas circunstancias, que duraron “una fracción de segundos”, se produjeron los disparos que causaron la muerte al asaltante. Según Soto, los disparos fueron “de frente”, pese a lo cual el ingreso por la parte posterior del cuerpo se debió a que Kukoc giró sobre su eje para continuar la huida.

Chocobar declaró hace dos semanas ante el tribunal y justificó su accionar, al asegurar que quiso evitar que Kukoc siguiera avanzando hacia él, ya que supuso que estaba armado y que disparó al piso. “Le preguntaron si quiso matar y respondió que de ninguna manera y que tampoco se representó que podía matarlo porque disparó hacia abajo, no quería matarlo sino pararlo, detener su avance”, aseguró el abogado Soto sobre la declaración. Por ese motivo habían pedido la inocencia y anticiparon que apelarán al fallo.

La querella representante del ladrón muerto había pedido prisión perpetua por “homicidio agravado por haber sido cometido por un funcionario de policía con abuso de sus funciones”. En ese sentido, para el querellante “la declaración indagatoria de Chocobar fue contradictoria con sus indagatorias prestadas en la instrucción”.

“Primero dijo que Kukoc no había llegado a darse vuelta, pero que tenía mucho temor y por eso disparó con una mano dos veces. Pero como eso no cerraba con la cantidad de vainas servidas encontradas en el lugar, ahora dijo que disparó en más oportunidades, pero que lo hizo cuando lo tenía de frente y se le venía encima”, expresó.

Por otra parte, el Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos rechazó este jueves en el juicio oral y público el video con la “recreación” de la muerte de Kukoc, el asaltante del turista estadounidense Wolek, que murió por los disparos de Chocobar.

El organismo que depende de la Defensoría General de la Nación y representa en la causa a la madre del delincuente abatido le atribuyó al video la intención de “influir indebidamente en la decisión que deberá tomar el Tribunal”. El Programa denunció que la cinta, presentada por el defensor del policía acusado, Fernando Soto, en la audiencia del miércoles, “contradice las pruebas incorporadas a la causa”.