Las víctimas fatales fueron identificadas como Mauricio Canteros y Lautaro Gómez, quien estaba a punto de ser padre. “Eran tres laburantes”, dijo el tío de uno de los asesinados

La feroz balacera ocurrida en la tarde noche de este domingo en barrio 7 de Septiembre, que dejó dos víctimas fatales y otra herida de gravedad, se dio cuando las víctimas jugaban al fútbol en una canchita de Martínez de Estrada al 7800. Uno de los dos asesinados era un joven que estaba a punto de ser padre.

Desde Fiscalía informaron que las víctimas fatales fueron identificadas como Mauricio Ezequiel Canteros, de 37 años; y Lautaro Gómez, de 22. Según los datos que recibió el fiscal de Homicidios Dolosos Ademar Bianchini, fueron baleados desde una moto mientras jugaban al fútbol. Vecinos indicaron haber escuchado unos 20 tiros, según indicaron.

Canteros murió en el lugar, mientras que Gómez falleció en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria por la gravedad que le produjeron las cinco heridas de arma de fuego. Un tercer herido, identificado como Matías A., de 33 años, fue trasladado al Heca. Se encuentra internado con pronóstico reservado. De acuerdo a las primeras informaciones, tenía disparos en el cuello y en su pierna derecha.

El tío de Lautaro Gómez dijo que los tres baleados “eran tres laburantes” y que “capaz” el ataque no era dirigido hacia ellos. “Esto es una desgracia. Da mucha impotencia. Tengo una bronca bárbara. Que esto se corte, no se puede seguir así“, concluyó el hombre.

“Estaba a punto de ser papá. A la pareja le quedan dos meses de embarazo. No tengo palabras, quedé hecho mierda”, finalizó el tío del joven asesinado.

Este domingo, después del brutal ataque, se vivieron escenas de tensión entre los vecinos y la policía que se hizo presente en el lugar.