Crece el robo de rejillas pluviales de hierro fundido en Santo Tomé