Tras el fallo, un grupo de personas decidió reunir dinero y la convocatoria se viralizó. La reacción del ex uniformado de la bonaerense.

Luego de conocerse el fallo que culpó por “homicidio con exceso en el cumplimiento de un deber” Luis Oscar Chocobar, y que lo condenó a dos años de prisión e inhabilitó por cinco años para ejercer sus funciones como policía, un grupo de personas decidió organizar una colecta en redes sociales para recaudar dinero como gesto de apoyo.

Rápidamente la convocatoria virtual comenzó a viralizarse tanto que para el domingo 30 de mayo ya habían recaudado 1.569.862 pesos. Además, sobre el dinero que ya han juntado sostuvieron que será utilizado para sortear el embargo de sus bienes que le impuso la Justicia, por 400 mil pesos.

A través de Twitter, un usuario escribió: “Mañana empezamos la campaña para juntar guita para Chocobar por placer”, posteó @GordoMonstruo__

El policía habló sobre la colecta que le organizaron y dijo: “Yo soy un humilde trabajador. Una persona común, la que está en casa, la que quiere ayudar. La verdad a mí me da un poco de vergüenza recibir algo de alguien, porque toda la vida, desde los 9 años que trabajo, y siempre me gané el mango que llevo a casa, me lo gané yo”.

Además, agregó: “También me pongo a pensar que el gesto de ellos es algo humano, es sentir el cariño y expresarlo de alguna manera, a veces las palabras te llegan, te contemplan, te hacen sentir bien, pero ellos necesitan ver que yo crezca o que siga para adelante, me parece que toda esa campaña que se está armando pasa por ese lado”.

Quien impulsó la colecta comentó: “Acabo de hablar con Luis Oscar Chocobar y me dijo que está eternamente agradecido. En un momento me contó con la voz quebrada que hoy vende medias en el tren para sobrevivir”.

Sobre el Caso Chocobar

El hecho ocurrió el 8 de diciembre de 2017, cuando Frank Joseph Wolek caminaba por La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito fue interceptado por dos asaltantes que le robaron su cámara y lo apuñalaron.

Instantes después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien pese a estar de civil y fuera de servicio, se identificó y efectuó disparos, uno de los cuales mató a Kukoc. Poco después salió a la luz el video de Chocobar disparando al asaltante.

Hice lo que tenía que hacer. No soy un asesino y tampoco soy un héroe. Soy un policía que si ve que una vida corre riesgo, tiene que actuar. En ese momento pude darme vuelta, ponerme los auriculares y chau. Pero no está en mí eso”, dijo en su momento el policía Chocobar.

El caso generó enorme atención social desde el principio, con sectores que lo vincularon a un ejemplo de “gatillo fácil”, mientras que otros siempre defendieron el accionar del agente como legítimo y correcto.