El hombre es el responsable del bar donde ella trabaja, en Cataluña. Está en el hospital y podrían arrestarlo.


La Policía regional de Cataluña detuvo este martes a una mujer acusada de haberle cortado el pene con un arma blanca a su jefe que, según la detenida, intentaba agredirla sexualmente.

En declaraciones a los periodistas, un portavoz de los Mossos d’Esquadra explicó que la relación entre ambas personas era laboral -el hombre era el responsable del bar donde trabaja la mujer- y que no consta que fueran pareja sentimental ni que la detenida hubiera presentado alguna denuncia previa por delitos contra la libertad sexual.

Los hechos, según el medio local Sant Andreu TV, ocurrieron alrededor de las 12 de la noche del lunes en el bar Sibarita de la Barca, situado en la calle Josep Pla del municipio barcelonés de Sant Andreu de la Barca.

El hombre se presentó esta madrugada en la comisaría de la Policía Local de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) con heridas de gravedad en la zona genital, por las que fue intervenido el hospital de Bellvitge de la capital catalana, sin que se tema por su vida.

Seguidamente, explicó el portavoz policial, la mujer también se presentó en las mismas dependencias, donde reconoció la autoría de las lesiones y explicó que lo había hecho porque el hombre la había obligado a mantener relaciones sexuales no consentidas en diversas ocasiones. Esta madrugada lo habría vuelto a intentar y la mujer le seccionó el pene con un arma blanca.

La mujer permanece detenida por el delito de lesiones, mientras que el hombre por ahora no está arrestado, aunque sí que tiene la condición de investigado.

La investigación de todo el suceso aún está en una fase muy inicial, pues los agentes todavía no tomaron declaración al hombre ni a los testigos.

Sobre la agresión sexual que manifestó la mujer, la policía está investigando para poder determinar si existe delito contra la libertad sexual y actuar en consecuencia.

Según medios locales, una vez pueda declarar, los Mossos prevén detener al hombre para que responda ante las autoridades por la presunta violación.