La Comisión Intersectorial “Isla de los Mástiles” integrada por organizaciones ambientales señaló “la ocupación irregular” y el “loteo de privados” sobre tierras fiscales de la provincia. Es una de las zonas afectadas por los incendios y desmontes

Las agrupaciones ambientales que integran la Comisión Intersectorial “Isla de los Mástiles” denunciaron este martes la ocupación y venta irregular de lotes en terrenos ubicados del otro lado del río Paraná pero que pertenecen a la provincia de Santa Fe.

La privatización de tierras que en realidad son terrenos fiscales cedidos para su uso y control a los municipios de Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez alertó a las organizaciones ecologistas que además señalan a ese espacio del humedal como uno de los más afectados por los incendios intencionales y el desmonte.

“La Isla de los Mástiles es un caso testigo del daño que sufre el conjunto del humedal. Reúne todos los desastres: los incendios masivos del año pasado (de hecho científicos de la UNR realizan estudios del impacto del ecocidio en ese punto), la caza furtiva, el sobrepastoreo, la realización de fiestas electrónicas”, enumeró Jorge Bártoli, de la ONG Paraná no se toca, en diálogo con Rosario3.

El ambientalista sumó a esos factores “la utilización de maquinaria para el movimiento del suelo, como tractores o palas mecánicas, el desmonte, la ocupación de suelos irregulares, la basura por doquier; todo lo que no hay que hacer se hace ahí por la falta de controles”.

Bártoli aclaró que a diferencia de buena parte del humedal frente al Gran Rosario, esa isla pertenece a la provincia de Santa Fe y no a Entre Ríos. “Son tierras fiscales propiedad de todos los santafesinos”, destacó.

Sobre ese punto, aclaró que existe un comodato que cede el uso de parte de esos terrenos al municpio de Granadero Baigorria firmado en 1997 por el entonces ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, Omar Perotti, hoy gobernador.

El comodato de 1997 cuyos alcances no se cumplen.

El artículo 2 “compromete expresamente a darle a los inmuebles destino exclusivo de aprovechamiento comunitario y de expansión forestal y no podrá afectarlos a otro fin”.

El quinto punto estipula “evitar el asentamiento de intrusos y terceros no autorizados y a la preservación de la flora y fauna autóctonas”. Debería existir un documento similar para la parte de Capitán Bermúdez pero no fue difundido de forma pública (algo que reclama la comisión).

Pese a esas obligaciones de control sobre la isla y a nuevas declaraciones para convertirla en “área de reserva”, las ocupaciones de privados fueron constatadas por las organizaciones ecologistas e incluso documentaron la venta de terrenos en las redes sociales. “Venta de lotes en la isla frente a Capitán Bermúdez, isla los mastil. Gran emprendimiento”, ofrece una publicación en Facebook con fotos, vigente hasta este martes.

“Oportunidad gran loteo”, ofrece una publicación en Facebook.

Sobre las construcciones en la isla, Bártoli dijo que desconocen quiénes son los propietarios o empresarios a cargo y si eso tiene una vinculación con los incendios intencionales en la zona (daño al Delta del Paraná que continúa este año). “No lo sabemos pero hay un interes inmobiliario concreto”, aseguró.

“Además de las ocupaciones irregulares ya detectadas y a una persona que ofrece lotes, se agrega un incidente con los cientificos de la UNR que trabajan sobre el lugar: una persona se les acercó para advertirlos que estaban en territorio privado, cuando son tierras fiscales”, abundó, ya como el colmo de la conquista de los espacios públicos por parte de particulares.

No se trata de casos aislados. Existen otros conflictos abiertos en el humedal por usurpación o apropiación indebida, incluso de islas legadas a la Municipalidad de Rosario. “Las ocupaciones ilegales tiene un modus operandi que es: «Yo ocupo y después venís y sacame». Somos críticos de Entre Ríos por su rol en eso pero en esta isla es Santa Fe la que debe actuar y no lo hace”, dijo.

Zonas quemadas y no quemas de las islas frente a Baigorria.

Bártoli señaló casas “semiprecarias” pero también “construcciones muy importantes” y asociadas al desmonte para limpiar el lugar con fines productivos. “Hay tres cabañas en la zona norte, una sobre el borde costero sobre el canal, y también del lado este, sobre Destilería”, detalló el referente de Paraná no se toca.

La denuncia pública que hicieron las organizaciones tiene agravantes. No solo porque el gobernador participó del comodato que se inclumple (al menos en materia de cuidados y control) sino porque la ministra de Ambiente Erika Gonnet es Granadero Baigorria y “conoce perfectamente la situación”, afirmaron los amantes del río y el humedal.

Los detalles

La Comisión Intersectorial “Isla de los Mástiles” enumeró las principales irrregularidades. Señalaron “la venta de terrenos que se están realizando en todo el frente costero lindante con el río Paraná” y la “muy dudosa la legalidad del ofrecimiento”.

“En segundo lugar, exigimos identificar al responsable de la ocupación de los terrenos lindantes al parador Puerto Pirata, el cual ha construido una cabaña de lujo para uso privado, y hasta el momento se desconoce la existencia de habilitación alguna para la ejecución de la obra”, añadieron.

En tercer lugar, manifestaron “un completo desconcierto frente a la situación de los terrenos comprendidos desde el llamado canal del kayakista hacia el sur, donde en marzo de este año advertimos la presencia de carteles que indicaban propiedad privada y prohibido acampar”. Allí se realiza el monitoreo de la UNR desde octubre de 2020.

También solicitaron “información certera sobre quiénes son los responsables y si cuentan con las habilitaciones correspondientes para la ejecución de las 3 casas de uso privado emplazadas en los terrenos sobre el canal “Paso Destilería”, correspondientes a Capitán Bermúdez, con coordenadas geográficas aproximadas 32°49’11.80″S y 60°40’22.11″O” y “sobre los permisos de actividad ganadera tanto en el puesto localizado en el terreno correspondiente a Capitán Bermúdez, sobre el frente costero del río Paraná (32°49’2.77″S y 60°41’17.63″O) y el puesto localizado en el terreno correspondiente a Granadero Baigorria, sobre el frente costero del canal Paso Destilería (32°50’49.21″S y 60°39’40.75″O)”.

Por todo eso, convocaron a la ministra Gonnet y a los intendentes de Capitán Bermúdez y Granadero Baigorria, Daniel Cinalli y Adrián Maglia respectivamente, “para comenzar a gestionar de manera participativa y colectiva las tierras en cuestión y así lograr respetar el ecosistema de humedal que la caracteriza”.

La comisión está integrada por El Paraná No se Toca, Multisectorial Humedales, Ambientalistas Baigorria, Baigorria Verde, Plurales, Frente Nuevo Bermúdez y Taller Ecologista.