La docente afirmó que extraña la escuela y el contacto con los chicos. Los vecinos del barrio dijeron “estar agradecidos” por el gesto.

María del Luján es una docente rosarina que este martes se volvió viral al difundirse unas imágenes en las que se ve impartiendo clases desde la vereda de su domicilio.

Desde el comienzo de la pandemia, la maestra no pudo dictar clases presenciales. Pero no resignó su pasión por enseñar, sino que sacó un pizarrón a la vereda e invitó a los niños de su barrio para que asistan al improvisado “salón” al aire libre.

Con todos los cuidados necesarios, la educadora contó que su motivación parte “de las ganas de dar clases, el extrañar la escuela y el contacto con los chicos. Eso se extraña, no se olvida”, expresó la docente a Telenoche Rosario.

“Para mí no es nada raro, siempre trato de ayudar a los chicos. Ellos antes venían a casa a tomar clases particulares. Incluso sus papás y mamás venían a clase cuando iban a la escuela”, contó.

Los niños que asisten a las clases de María van a segundo, tercer y cuarto grado. “Fui preguntando de que grados eran los chicos del barrio y viendo cuales eran las mayores dificultades”, señaló la educadora.

Una mamá del barrio dijo que “no es la primera vez” que María del Luján tiene estos gestos con el resto de los vecinos: “Siempre tuvo iniciativa para estas cosas. Ella nos preguntó en el grupo de Whatsapp y todos le dijimos que sí, porque sabemos del apoyo que necesitan”.

Las clases presenciales en las escuelas primarias de Rosario volvieron a suspenderse el 18 de mayo.

La provincia de Santa Fe es uno de los distritos más afectados por el coronavirus, con 345.071 positivos y 5.545 decesos confirmados.