En Twitter se desató otra batalla entre el artista argentino y el sello discográfico. Te contamos qué pasó.


Ayer por la tarde Twitter se copó de tweets acompañados por el hashtag #FreePaulo. El motivo detrás de ello no era más que otro round en la contienda legal entre Paulo Londra y el sello discográfico Big Ligas.

¿Qué pasó? Repasamos. Hace ya más de un año, en mayo de 2020, el cordobés anunciaba a través de un comunicado que se desligaba del sello integrado por el colombiano Ovy On The Drums y manejado por Kristoman.

La relación entre ellos había comenzado luego de que Paulo lanzara su primer tema “Relax”, momento desde el que empezó a confiar en ellos y a rechazar “otros contratos porque decían que no eran lo mejor para mí”.

“Al otro día de ‘Condenado Para El Millón’, tema que sacamos porque queríamos mostrar hasta donde íbamos a llegar, Kristo vino con unas fotocopias, una lapicera cara y un filmmaker, y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes y entonces nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban, pensé que era un simple video y nunca pensé que eso fuese un contrato el cual hagan valer de esa forma tan engañosa”, denunció en aquel entonces el artista.

A partir de ahí las cosas empezaron a empeorar, ya que se dieron cuenta que aquel contrato lo exponía “a enormes riesgos financieros y profesionales”. Así fue que desde entonces está vigente una disputa legal para que Paulo recobre el poder sobre toda su obra, anterior y posterior al engañoso acuerdo con Big Ligas.

¿Qué pasó ahora? Desde el Twitter oficial de Big Ligas compartieron un tweet en el que aseguraban que Tini, María Becerra, Khea y Nicki Nicole habían grabado con ellos a pesar de haber levantado la bandera del #FreePaulo.

Ante esta publicación, Nicki pidió a Big Ligas que no la “involucren en ese tipo de posteos” ya que “lo que más desea y quiere es que Paulo vuelva a sacar música”. Según se pudo saber, la rosarina había grabado un tema con los colombianos pero al enterarse del conflicto con el cordobés, dio de baja el material.

De a poco, varias personalidades fueron dando su opinión sobre el asunto: entre ellos, el streamer Coscu prometió “nunca reaccionar a un tema que salga de los basuras de Big Ligas” mientras el hashtag #FreePaulo iba escalando posiciones en los Trending Topic.

Finalmente apareció el propio Paulo, que expresó: “Ni sé cómo le dan cabida a giles”.

En el medio las críticas fueron contra María Becerra, quien días atrás se mostró junto a Ovy On The Drums pero el año pasado se había mostrado visiblemente enojada con “hijos de puta que se aprovechan de la inocencia” de “pibitos que quieren cumplir sus sueños”.

En su defensa salieron nuevamente Coscu y ahora Duki, quien expresó que “nadie puede juzgarla por sus decisiones laborales” porque “ella no está en el colegio secundario haciendo amistades está trabajando , eso implica que uno a veces no elige todas las personas con las que trata”.

Tantas fueron las críticas que la propia María salió a aclarar: “Se cae de maduro que yo quiero que Paulo vuelva a sacar música […] Mi intención no es estar metida en quilombos contractuales, discográficos o de managers. Simplemente soy una artista y como todos estoy constantemente buscando la forma de crecer artísticamente […] Entiendo que la situación se haya malinterpretado pero simplemente fui a hacer mi trabajo”.

El tema siguió picando toda la noche, tanto que hasta Coscu durante su stream de madrugada repitió lo mismo que había tuiteado aclarando que no tiene nada contra María, mientras desde Big Ligas se echaron para atrás con lo dicho:

Tras recibir apoyo de personalidades de todos los ámbitos, como por ejemplo Alex Caniggia, Paulo cerró el tema: