La Justicia ordenó este martes la prisión domiciliaria contra el acusado, luego de una audiencia en la que la madre de la víctima expuso todos los vejámenes que sufrió la adolescente de 17 años.

Un pai umbanda fue detenido y puesto en prisión preventiva luego de que una sobrina suya lo acusara de abusar sexualmente de ella, con la excusa de realizarle “un baño purificador” en su casa.

El juez de Control y Garantías, Darío Alarcón, le otorgó el arresto domiciliario, luego de escuchar el requerimiento de la fiscal Cecilia Larred. El pai fue acusado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal”.

La denuncia contra el pai umbanda fue interpuesta en la Comisaría Segunda del Menor y la Mujer. La madre de la joven de 17 años, afirmó que su hija le confesó que hace dos años viene sufriendo acosos por parte de su cuñado.

En el escrito, la mujer detalló que su hija habría sido engañada con recibir un “baño purificador”, pero que en realidad el pai aparentemente violó a la menor con “sus dedos”.

Además, el detenido habría enviado mensajes de WhatsApp, realizado sugerencias fuera de lugar, manoseos al quedarse a dormir en su casa y hasta besos dentro de su auto.

El abogado defensor del pai, Felipe Villalba, aseguró que había expuso “pericias psicológicas, testigos, fotografías y un riguroso informe socio ambiental” y sostuvo que “la presunta víctima nunca estuvo a solas” con su representado.

Además, el letrado pidió la excarcelación “por la falta de mérito” y manifestó que la denuncia contra su cliente fue realizada por “motivaciones familiares irresueltas y un factor económico”.

Mientras se resuelve el caso, la Justicia otorgó por 30 así la prisión preventiva y domiciliaria contra el pai umbanda acusado de abusar sexualmente de su sobrina.