La reapertura del consumo en comercios arrancó con polémicas: mientras desde Salud generalizaron el cupo, la ministra de Asuntos Regionales pide que no se aplique en las llamadas “zonas blancas” de bajo riesgo.

La ministra de Asuntos Regionales de Italia, Mariastella Gelmini, consideró “equivocada” la interpretación que su par de Salud, Roberto Speranza, hizo de las nuevas medidas vigentes en todo el país desde ayer y que de acuerdo al titular de la cartera sanitaria admiten un máximo de cuatro personas en las mesas de los bares y restaurantes.

Gelmini planteó su intención de “resolver positivamente y dejar atrás la interpretación sobre el límite máximo de cuatro personas en las mesas de los restaurantes”, informó este miércoles el diario Repubblica.

La reapertura de bares y restaurantes se habilitó el martes tras la caída de casos de las últimas semanas.

La propuesta de Gelmini se da luego que Speranza difundiera una circular con aclaraciones a la reapertura del consumo dentro de bares y restaurantes que el Gobierno italiano habilitó desde ayer en todo el país tras la caída de casos de coronavirus de las últimas semanas.

Según la ministra, con el apoyo de los presidentes regionales, la idea es que en las regiones que sean consideradas “zona blanca” o de bajo riesgo no haya límites a las personas no convivientes en una misma mesa de bares o restaurante.

Por el momento, tres de las 20 regiones del país, Cerdeña, Friuli Venecia Julia y Molise, están consideradas “zona blanca”, aunque el lunes 7 se agregarán otras cuatro y el lunes 14 serán cuatro regiones y una provincia autónoma las que se sumen a la clasificación de menor riesgo.

Mientras tanto, desde la federación patronal de gastronomía Fipe-Confcommercio, cuestionaron los idas y vueltas del Gobierno por las nuevas medidas.

“Pasan los meses, pero no la confusión en cada procedimiento. Es inaceptable que, en el día en que finalmente bares y restaurantes pueden volver a trabajar, no haya todavía una línea clara sobre el número de comensales permitidos en cada mesa”, planteó un comunicado de la asociación.

Con la reapertura de bares y restaurantes para consumo interno, además de estadios hasta 1.000 personas, Italia dio ayer un paso más en la flexibilización de restricciones a las actividades y movilidad.

El próximo lunes, el toque de queda nocturno vigente se reducirá una hora y quedará de 24 a 5, antes de ser eliminado por completo el lunes 21.