Este mediodía un grupo de titulares de bares y restaurantes de la ciudad instalaron un comedor comunitario frente a gobernación como protesta por su situación económica frente a las restricciones. Dos de los organizadores fueron demorados y secuestraron la cocina.

Un grupo de gastronómicos de Rosario organizó para este mediodía una manifestación frente a la sede de Gobernación para reclamar por las medidas restrictivas que afectan al sector. Pero personal policial realizó un operativo especial y terminó deteniendo a dos de los organizadores.

El objetivo de la protesta era montar un comedor comunitario que se iba a mantener en funcionamiento durante una semana a la espera de una respuesta del gobierno provincial en cuanto a asistencia económica para el sector.

“Íbamos a hacer un bar 24/7, nos íbamos a quedar aquí para asistir a la gente en situación de calle con 300 viandas de día y otras 300 de noche, además de servicio de cafetería”, comentó en De 12 a 14 (El Tres) uno de los manifestantes.

Para eso, los empresarios montaron una cocina móvil y comenzaron a repartir mesas y sillas a lo largo de la calle hasta que los agentes policiales procedieron a la detención de dos de los referentes del sector, que fueron trasladados a la comisaría segunda y el secuestro de los elementos.

Tras las detenciones, los manifestantes se trasladaron frente a la comisaría a la espera de que liberen a sus compañeros demorados. “No era una protesta, era una acción solidaria para darle de comer a la gente en situación de calle”, insistieron.

Con respecto al permiso para realizar la intervención en la vía pública aseguraron que habían sido habilitados “de palabra”. “El reclamo estaba armado con el protocolo de los DNU que nos dieron para los bares”, aseguraron ante la cámara de El Tres.